ZEC se compromete a dedicar el 0,5% del presupuesto a Cooperación al Desarrollo.

El Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, se ha comprometido a pasar del 0,41% al 0,5% para la Cooperación al Desarrollo en el 2019. Santisteve ha trasladado este compromiso durante una reunión que ha mantenido este jueves con la vicealcaldesa y consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, y responsables de entidades sociales englobadas en la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) y otras ONG que trabajan con refugiados.

Santisteve ha recordado que sigue la máxima de “piensa global actúa local” en el ámbito de la defensa de los derechos humanos y de la lucha contra la desigualdad.

Santisteve ha traslado este compromiso durante una reunión que ha mantenido este jueves con la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, y responsables de entidades sociales englobadas en la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) y otras ONG como ACCEM, que trabaja con refugiados.

Tras la reunión, Santisteve ha explicado que las entidades le han trasladado la necesidad de combatir los micro racismos en las relaciones personales y en la desigualdad radical en los salarios, ante la feminización de la pobreza porque “aunque algunos inmigrantes hayan conseguido la nacionalidad, se les ve según el color de la piel y, en ese sentido, queda mucho por hacer”, ha considerado.

Este compromiso nace a pesar de que en el ejercicio 2016 el Área de Derechos Sociales dejó sin gastar partidas por valor de 2 millones de euros y el presupuesto para combatir la violencia de género ha descendido un 20% para el 2017.

A pesar de no cumplir con el presupuesto de 2016, ZEC se ha comprometido a dedicar más de 3,5 millones a Cooperación al Desarrollo. Lo que significa que cada ciudadano que pague de media unos 500 euros al año en impuestos (que es muy poco), dedicará 0,5% a proyectos en África -por citar un ejemplo-.

Para que se hagan una idea, la escuela infantil que quería iniciar Ciudadanos en Torrero hubiera tenido un coste muy inferior a 2 millones de euros. O remodelar parte de la Avenida Cataluña supone una cantidad similar de dinero. Proyectos como peatonalizar la Plaza Santa Engracia apenas cuestan 220.000 euros o hacer algo similar en la Plaza Salamero. Mejoras de calles y aceras en Valdefierron y Oliver son proyectos que el Ayuntamiento sigue sin iniciar, dando la espalda a las verdaderas iniciativas vecinales.

You may also like
Fray Julián Garcés estrena baden.
Las peores rotondas de Zaragoza #4.

Deja un comentario