Política

ZEC presentó el acto por los agresores a los dos guardias civiles.

El equipamiento municipal del Centro Cívico Río Ebro (ACTUR) fue el escenario elegido de un charla, el pasado sábado, de las madres de los agresores de dos guardias civiles y sus parejas, en la localidad navarra de Alsasua. El acto político para defender a los agresores no sólo fue permitido por Zaragoza en Común, si no que el propio concejal Pablo Híjar protagonizó la charla desde la mesa de cabecera.

PP y Ciudadanos -con el silencio de PSOE y CHA- criticaron con dureza que un acto de estas características se realizara en un espacio municipal. El acto estaba organizado por la Asociación Rasmia (asociación ligada con la órbita de la extrema izquierda). La cesión del espacio público se realiza a través de la Asociación de Vecinos Puente de Santiago, asociación que preside Asun Gulina (integrante de extrema izquierda ligada a Puyalón.

Asun Gulina en un acto de Puyalon

Que las madres de los detenidos por agredir a dos guardia civiles y a sus parejas quieran dar charlas me parece perfecto, pero que no lo hagan en un espacio público que pertenece a todos los ciudadanos de Zaragoza.

Los Guardias Civiles acosados en Alsasua.

Tras las agresiones producidas contra dos guardia civiles y sus parejas en Alsasua la extrema izquierda se ha ido apoyando en diferentes concentraciones para apoyar a los agresores. Parece ser que ven con buenos ojos agredir a dos guardia civiles (fuera de servicio) mientras toman algo con sus parejas -también agredidas e insultadas-. Mientras tanto, el feminismo calla y la izquierda hace que una agresión sea algo “normalizado”.

ZeC ha demostrado otra vez estar más cerca de Alsasua, de Otegui o de cualquier loco con un pasado delictivo con tal de que tenga una etiqueta de “izquierdas”.

Por razones como estas ZeC va a dejar la alcaldía del Ayuntamiento de Zaragoza en las próximas elecciones 2019. Porque han cometido -una y otra vez- el enorme error de “gobernar para los suyos” y no gobernar para una mayoría sensata, democrática y coherente.

La gente normal y corriente, los demócratas de a pie, no tenemos que tener en medio en señalar a quienes rompen las reglas del juego y se ponen de lado de los agresores, violadores o asesinos.

Una vez más Zaragoza en Común se pone de lado de quienes agreden -bajo el paraguas de la libertad de expresión- y no dudarán en tildar que el resto de los mortales somos unos “fascistas” por pensar que están cometiendo un error.

No Comments

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.