Movilidad y Transporte Tranvía

Zaragoza sigue sin ‘arrancar’.

A pesar de que Zaragoza ha invertido más de 1 millón euros  en los últimos años en beneficio del transporte público y medios sostenibles, el tráfico de vehículos apenas se ha reducido en la ciudad. Según el PMUS de Zaragoza (año 2018) la ciudad experimentó un leve descenso del tráfico -un 2,29%- en 2018. Una cifra ridícula si tenemos en cuenta el cómputo global de desplazamientos que se realizan en la ciudad un día laborable (más de un millón y medio). 

La movilidad peatonal -con un 47% de desplazamientos- sigue siendo la primera opción para los zaragozanos a la hora de desplazarse. Mientras que la movilidad privada (coche) con un 27% es la segunda opción. El uso del vehículo es utilizado principalmente para los desplazamientos laborales, es decir aquellos que se realizan de lunes a viernes en un horario determinado para entrar y salir al centro de trabajo.

Recientemente el Ayuntamiento de Zaragoza hizo público el fracaso de la priorización semafórica en los autobuses en donde apenas se había logrado mejorar la frecuencia en un 5% de una determinada linea -penalizando la frecuencia de otras líneas- a pesar de haberse invertido 400.000 euros. 

Si la oferta del transporte público y su puntualidad no se ajustan a los horarios laborales, poco tiene que ganar el transporte público. Esto sigue sin entenderse en el Ayuntamiento. 

FONDOBASE-3

Transporte público

El uso del transporte público (autobús y tranvía) suponen un 22% de los desplazamientos de la ciudad.

Carriles bici

El uso de la bicicleta se sitúa en el 3%, lejos del 5% que situaría a la bicicleta como medio "consolidado".

Queda mucho por hacer en todo lo relacionado con la movilidad sostenible, Zaragoza todavía no ha impulsado una verdadera política de mejora de la movilidad sostenible: esto incluye no solo invertir en carriles bici segregados sino pacificar viales de calles interiores de Zaragoza.

Zaragoza ‘invirtió’ en 2018 apenas 500.000 euros en la mejora de viales pacificados, una cifra muy alejada de lo que se estima que podría ser necesario para Zaragoza: Unos 5 millones de euros.

Todavía queda mucho por hacer en Zaragoza para mejorar la movilidad sostenible y el transporte público.
A. Segura
Zaragoza.

En cuanto a la movilidad ciclista, el diseño de los últimos carriles bici no ha convencido ni a los propios usuarios del mismo. El diseño en mediana ha pasado a ser algo habitual en vez de ser una excepción que dependa del diseño urbano. Mientras tanto en otras ciudades están creando infraestructura ciclista (carriles bici) mediante plásticos reciclados. Algo que contrasta mucho con el diseño e implantación de los carriles bici en Zaragoza. 

Da la sensación de que en Zaragoza tenemos un poco de todo (carriles bici, transporte público, viales con varios carriles de circulación, tranvía…etc) pero nada concreto y puntero.

¿Cómo nos movemos en Zaragoza?

1 %
Peatones
1 %
Bicicleta
1 %
Coches
1 %
T.Público

Zaragoza funcionaría muchísimo mejor apostando por una movilidad sostenible de verdad. Para ello es fundamental mejorar los porcentajes de uso hasta alcanzar el 5% la bicicleta y el 30% en el transporte público, reduciendo el uso del vehículo privado por debajo del 20%. Si el PMUS ha detectado que el uso del vehículo se produce en mayor grado en desplazamientos laborales de lunes a viernes, es ahí donde Zaragoza debe incidir para mejorar el transporte. Detectado el ‘problema’ ayudemos a buscar una solución adecuada.

Pero esto sólo es posible si se aplican políticas activas en beneficio de los peatones y mejoras en el diseño urbano. Como hemos dicho en numerosas ocasiones en este blog urge disminuir progresivamente los estacionamientos en la vía pública y aumentar la zona ESRO/ESRE. La zona ESRO/ESRE no se encuentra implantada en todos los barrios de Zaragoza y hay diferencias allá donde sí existe. Por ejemplo hay zonas donde la zona azul representa el 60% de los estacionamientos y en otros barrios apenas el 8%.

2 Comments

  • Reply
    oscar
    1 marzo, 2019 at 6:51 pm

    Soy comercial, hago unas 20 visitas al día por toda la ciudad, con el maletero lleno de publiidad, productos de cambio etc, y detrás de mi va un repartidor. Como yo muchos…..Dejen de planificar una ciudad para el que vive en la Plaza San Francisco y trabaja 8 horas en el coso. El tranvía ha sido un atraso, y desmontar la ciudad y su facilidad de desplazamiento, incluidas las salidas rapidas como avd Valencia, Gomez Laguna, etc por la bici que usa un 3% de la circulación ha sido un despropósito. Zaragfoza es difícil que sea una ciudad de bicis mientras, como le paso a un amigo mio, le han robado la bici dos veces en este año. Entre otros motivos: envejecimiento poblacional, clima, etc

    • Reply
      Alejandro
      3 marzo, 2019 at 9:42 am

      El vehículo (coche) ocupa el 68% del espacio de la vía pública y es utilizado por un 22% de la población. Lo único que se propone es un reparto más equitativo entre los usuarios de la vía pública. El objetivo no es que transportistas o comerciales dejen de usar ese espacio, mas bien al contrario, facilitarles esa tarea creando más espacios para carga y descarga por ejemplo. El camino por el que no podemos seguir es para quien va en su vehículo “a comprar el pan”, ese perfil de conductor/a. Cuando se dice -por citar un ejemplo- que un nodo de tráfico pasan 40.000 vehículos al día y hay que reducirlo a 25.000 se traslada la necesidad de que quien realmente no necesite pasar por ahí… que no lo haga.
      El tranvía nos podrá gustar más o menos, lo cierto es que es un transporte de alta capacidad que apenas ocupa el 0,8% de espacio de la ciudad.
      La competencia del comercial no es con el tranvía o la bicicleta, sino con quien aparcar en carga y descarga siempre, quienes ocupan más espacio del debido…etc.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.