Zaragoza estrenará bicis eléctricas.

Bicicleta eléctrica y compartida. Este sistema tiene previsto aterrizar en Zaragoza a mediados de noviembre gracias a los hermanos Ángel y José Baigorri. Su idea es poner al alcance de todos los ciudadanos las primeras 80 unidades de este tipo de bicicletas y con perspectivas de llegar hasta las 500.

8 céntimos por minuto.

A pesar de que existen varias alternativas de movilidad compartida en Zaragoza (Mobike, Bizi, Koko, Lime…), la principal diferencia por la que apuestan estos hermanos es el precio “8 céntimos/minutos sin necesidad de darse de alta ni adquirir un abono“. El funcionamiento de esta bicicleta es muy sencillo, bastará con la app para el teléfono móvil en donde poner el número de teléfono y la cuenta bancaria. Ellos prometen sin altas y sin abonos.

Sin duda es un sistema muy sencillo. A la gente no le gusta tener que registrarse o darse de alta de un determinado sistema. Al final penaliza a una parte importante del consumidor y son clientes que se pierden.

La bicicleta de alquiler que van a implantar será capaz de alcanzar los 15-20 km/h sólo con la propia inercia del pedaleo asistido y tendrá una autonomía de 100 kilómetros.

Una buena idea.

Sinceramente me parece una buena idea por dos motivos de pesos: el primero es que se trata de una bicicleta eléctrica. Para muchas personas que no se mueven en bicicleta el hecho de llegar al trabajo tras ese pequeño esfuerzo de pedalear (y sudar) es un inconveniente. Con el sistema asistido de estas bicicletas las pealadas serán más fáciles y menos costosas.

El segundo motivo es el coste. 8 céntimos por minutos es un precio muy competitivo. Desplazarse en bicicleta por Zaragoza es mas o menos cómodo. Zaragoza está mejor conectada que antes por la red de carriles bici. Si cogemos la bicicleta y nos trasladamos a nuestro centro de trabajo y volver, el coste (ida y vuelta) será mucho más económico que hacerlo en transporte público y en vehículo privado.

Es aquí en donde deben competir las diferentes propuestas de movilidad compartida: en el precio. Sólo así podremos ir abandonando poco a poco el vehículo privado.

Deja un comentario