Zaragoza debe aplicar políticas restrictivas del tráfico a medio y largo plazo.

Siguiendo el camino de muchas otras ciudades europeas Zaragoza debe apostar por mejorar el tráfico en general y, al mismo tiempo, ofrecer soluciones reales a los vecinos de la ciudad. Hasta el momento, parece que Zaragoza carece de un modelo de Movilidad y Seguridad Vial y que todas las actuaciones que se llevan a cabo obedecen a un «no modelo» basado en ideas fugaces y parches.

En este aspecto la Dirección General de Tráfico ya se pronunció hace algo menos de un mes indicando que iba a obligar a todos los municipios españoles a disponer de «zonas sin vehículos» y «zonas de vehículos reducidas» al mismo tiempo que ponía de manifiesto estar estudiando limitar la velocidad en las ciudades a 30 km/h.

Una restricción en el centro de la ciudad.

Zaragoza debería por empezar a restringir el tráfico en el centro de la ciudad de una forma progresiva. Este primer paso podría ser la reducción del límite de velocidad del interior del Segundo Cinturón de la ciudad. Zaragoza no puede esperar al 2027 tal y como ha afirmado Pedro Santisteve, las restricciones deben hacerse ya.

Limitar el centro a 30 kilómetros por hora debe hacerse de forma efectiva, es decir, no basta con aplicar una mano de pintura y donde antes ponía ’50’ ahora pone ’30’. Debe estudiarse cada calle, aplicar señales horizontales y verticales, instalar badenes reductores de velocidad, ampliar carriles bici o segregarlos del tráfico de forma eficaz, elevar pasos de peatones, aplicar la cota cero, estrechar algunos carriles de circulación, impulsar carriles bus y mejorar frecuencias del autobús.

Por otra parte, una segunda intervención tendría que ver con los centros hospitalarios y educativos. Restringir el tráfico en zonas sanitarias y educativas es esencial para hacer una ciudad en general más amable. En Zaragoza por ejemplo, no es de recibo que los accesos al primer hospital (y el más grande Aragón) estén saturados en horario de entrada y salida de colegios. Políticas de fomento del transporte público, estacionamientos disuasorios, restricciones de velocidad, ampliar zonas peatonales y un mayor control para mejorar todas estas pastillas urbanas.

Deja un comentario