Urbanismo como fuente de cambio.

El diseño urbano juega un papel imprescindible en el día a día de todas las personas y de la sociedad en general. El diseño urbano debe tener en cuenta el espacio físico, así como su organización y planteamiento, pero también el diseño arquitectónico y el mobiliario urbano. Uno de los principales motivos por los cuales el diseño urbano es un elemento imprescindible en cualquier ciudad es el hecho de que las personas se desplazan, se comunican y pasan una importante parte de su tiempo en las calles.

" En Zaragoza los traslados peatonales suponen un 47% de los desplazamientos "

Con un dato tan importante la ciudad debe enfocar sus esfuerzos urbanísticos en crear verdaderos espacios agradables para el tránsito peatonal.  Esto significa que hay que crear espacios cómodos, seguros y amplios. Son muchos los factores del diseño de una ciudad que nos afectan, tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Estos son algunos de ellos: el posible exceso de ruido, la contaminación, la falta de iluminación y la falta de zonas naturales o verdes. El urbanismo -el diseño urbano- debe de dar una respuesta satisfactoria a todos estos problemas que se generan hoy en día en cualquier ciudad. ¿Cómo? creando espacios que soporten el ruido, con vías pacificadas, árboles y zonas verdes, diáfanas y diseñadas con parámetros enfocados al medio ambiente.

La importancia de lo verde

La ecología urbana es fundamental para diseñar ciudades sostenibles. Ciudades como Singapore han obtenidos premios internacionales por sus diseños urbanos y sistemas de movilidad sostenibles integrados. El concepto de «urbanismo verde» cobra cada vez más importancia en el diseño de los espacios y cómo interactúan las personas en estos entornos. En numerosas ciudades este urbanismo verde se está empezando a aplicar con muy buenos resultados. Se trata de introducir elementos verdes en infraestructuras: lo que implica una mejor ventilación, aire, sistemas de riego, absorción de contaminación, consumos nulos de energía…etc.

Gardens By the Bay es un ejemplo de parque futurista en donde la electricidad se genera por medios sostenibles

Uno de los muchos beneficios de este urbanismo verde es que mitigan los efectos de las denominadas islas de calor. Tenemos que comprender que la isla de calor es una situación urbana que se produce en las ciudades debido a que éstas a través de los materiales como el hormigón y la actividad industrial absorben y generan calor, lo que implica que la temperatura en las ciudades sea más alta que en el extra-radio. En el núcleo urbano de Zaragoza podemos tener temperaturas de más de 2º grados en relación con otras zonas de la ciudad.

Zaragoza debe apostar por la creación de espacios verdes, diáfanos, sostenibles y agradables con el entorno urbano. Estos espacios deben estar diseñados con criterios medioambientales e integrarse en el entorno urbano de manera natural. Por citar dos ejemplos: desde el año 2013 la ciudad de N.Y. está llevando a cabo una política de ampliación de espacios verdes y peatonales y en 2017 París llevó a cabo una de las mayores ampliaciones verdes y peatonales en los principales puntos de la ciudad (especialmente cercanos al Río Sena).

Otro ejemplo de cómo el urbanismo debería mejorar los espacios por donde nos movemos lo tenemos en las vías pacificadas. En la actualidad -y desde siempre- las vías pacificadas distan mucho de ser espacios en donde conviven en armonía los diferentes usuarios como peatones, ciclistas y vehículos a motor. Nos encontramos con calles -muchas de ellas céntricas- que son verdaderos espacios dedicados al estacionamiento de vehículos. En estos espacios el peatón deja de ser relevante, apenas existen árboles y la bicicleta no se mueve con la comodidad que necesita.

Ejemplo de calles "pacificadas"

Zaragoza debe apostar por ser una ciudad verde. Esta apuesta debe centrarse en un primer momento en las vías pacificadas que son las que soportan gran parte de la actividad diaria de una ciudad pues representan el 80% de las vías de la ciudad y forman parte de ese 47% de la movilidad que decide desplazarse a pie ya que la mayor parte de los desplazamientos peatonales (el 55%) se realizan dentro del propio distrito.

La movilidad sostenible

Urbanismo y Movilidad van de la mano. El diseño de nuestras calles, calzadas, aceras y fachadas afecta de manera directa en cómo queremos que nos movamos y desplacemos por dichos espacios. Si dedicamos un espacio a los medios de transporte sostenibles entonces estaremos invitando a que la sociedad use ese espacio y esos medios de transporte sostenibles. Con un 47% de desplazamientos peatonales deberíamos apostar de manera más notable en espacios diáfanos, atractivos y cómodos para los peatones.

" Las ciudades deben apostar por transportes sostenibles como la bicicleta o similares como una medida enfocada a la mejora del medio ambiente. El medio ambiente va a ser la batalla política del siglo XXI "

Ampliar la red de carriles bici y aplicar un diseño segregado de la calzada con elementos diferenciados -pintura diferenciada y separación física- en todas las vías principales de la ciudad forma parte de ese cambio de modelo que Zaragoza debe llevar a cabo. Aunque sólo sea por llevar a cabo ese reparto más justo del espacio dado que la bicicleta tiene aproximadamente un 1% del espacio de la vía pública y su uso ronda el 3%. En este aspecto Zaragoza debería:

  • Infraestructura ciclista
  • Diseños ciclistas orientados al uso ciclista
  • Red de estacionamientos seguros
  • Estacionamientos seguros
  • Intermodalidad con otros transportes (bus + tranvía)

En este aspecto tiene especial importancia la Estrategia de Cambio Climático, Estrategia del Aire y Salud de Zaragoza (ECAZ) realizada en el año 2009 y con objetivos en 2015 y 2030. Esta estrategia pone cuatro ejes de actuación para la mejora medio ambiental de Zaragoza: Diseño Urbano, Servicios Municipales, Movilidad Sostenible e Industria. Vemos de nuevo la importancia del diseño urbano y como va de la mano de otro aspecto tan importante como la movilidad. El 24 de abril de 2019 se procedió a la aprobación del ECAZ. 3.0. en el Ayuntamiento de Zaragoza, documento que actualizaba metas, objetivos y recursos hasta el horizonte marcado de 2030. Para entonces Zaragoza tiene un enorme compromiso y muchas acciones para poner en marcha.

Es tarea del Diseño Urbano proporcionar las condiciones urbanísticas necesarias para promocionar un transporte público intermodal, con preferencia, accesible y seguro. Si diseñamos calles para vehículos estamos dejando de lado la necesidad de que el t transporte público ha de ser prioritario. No estamos hablando de prohibir la circulación de vehículos sino de dotar de prioridad al transporte público mediante el diseño urbano.

A día de hoy cualquier administración pública debería tener en cuenta algunos criterios para mejorar tales como:

  • Más espacios verdes
  • Fuerte rehabilitación de vivienda
  • Más prioridad del transporte público
  • Apostar por medios sostenibles
  • Impuestos al plástico
  • Energías renovables
  • Ampliar espacios peatonales

Rehabilitación de vivienda

La población de Zaragoza se sitúa en los 670.000 habitantes y está muy lejos de ser la ciudad del millón de habitantes que tanto anhelaba Juan Alberto Belloch. En este panorama urbanístico Zaragoza no puede dar la espalda a las zonas urbanas ya creadas en barrios urbanos como Parque Venecia, Miralbueno o Arcosur. La Ciudad debería buscar políticas de compactación urbano para cerrar los espacios urbanísticos. Esto es una tarea a largo plazo (décadas) y que tendría que enfocarse en la innovación de la vivienda para crear espacios atractivos. En lo que respecta a la vivienda ya creada (algunas del siglo pasado) Zaragoza debe apostar por una fuerte rehabilitación de vivienda, especialmente en barrios como Las Fuentes, San José, Delicias, Torrero y Oliver.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.