Rachid Belarabi y Bouchra Sadki condenados.

Rachid Belarabi, de 39 años, y Bouchra Sadki, de 34, fueron juzgados el pasado mes de febrero  por haber causado la muerte de una de sus hijas, de apenas un mes de vida, y de provocar lesiones a su hermano de dos meses y medio.

El jurado entendió que el matrimonio no había querido causar tal daño a sus hijos, pero su forma imprudente de tratarlos, ignorando las más elementales normas de cuidado de un bebé, como zarandearlo o moverlo violentamente, provocó la muerte de una y múltiples fracturas a otro.

A raíz de estos hechos, el Grupo de Homicidios decidió investigar la muerte de otra hija del matrimonio, ocurrida el 14 de abril de 2014. En ese momento el fallecimiento se consideró accidental, ya que Rachid Belarabi dijo que se le había caído de las manos.

Ahora, la pareja ha presentado una acta en la que comunica que no presta consentimiento a la adopción de sus hijos. A través de su abogada, Marimar Martínez, ha manifestado su deseo de que los niños vivan con la familia extensa materna y así evitar que salgan de su entorno. Recuerda que es una “buena familia”, que los abuelos son jóvenes y solventes para hacerse cargo de los niños y que ya han mantenido contacto con ellos ocasionalmente, ya que viven en Marruecos. Allí son terratenientes, poseen 22 hectáreas de cultivo al lado del aeropuerto de Angad, en Oujda, y se dedican a la explotación agrícola.

Los niños se encuentran tutelados por el Gobierno de Aragón tras los informes de los pediatras y Policía Nacional. Ahora la pareja solicita en un comunicado RECUPERAR A SUS HIJOS y que se vayan a vivir a Marruecos.

Rachid y Brouchra fueron detenidos por las graves lesiones ocasionadas a sus hijos (hasta 15 fracturas) y ahora solicitan la devolución de sus hijos. Desde luego es un derecho que les asiste y como tal pueden ejercerlo pero la Administración debe ser garantista en cuanto a los derechos del menor.

Deja un comentario