¿Podría ser la calle Julián Sanz Ibañez de doble sentido de circulación?

Quizás pase desapercibida para muchos y otros no la conozcan mucho. Lo cierto es que la calle Julián Sanz Ibañez es una calle idónea para llevar a cabo varios proyectos relacionados con la movilidad, hasta tal punto, que los técnicos municipales barajaron en su día que el tranvía pudiera pasar por ahí. Si respondemos a la pregunta que da título a esta entrada la respuesta es que sí, la calle Julián Sanz Ibañez perfectamente podría tener dos sentidos de circulación y convertirse en una calle pacificada (de verdad)

Tal y como se puede ver en la imagen de abajo la calle Julián Sanz Ibañez consta de: dos aceras, dos zonas de estacionamiento y un carril de circulación muy ancho (de casi 10 metros).

medicion3

medicion4

Casi 10 metros (o quizás un poquito más de 10 metros ya que está medido sobre Google Maps) infrautilizados donde no hay cabida para mucha intermodalidad. En otras palabras, se está infrautilizando todo el potencial que tiene esta vía donde todos tienen cabida (peatones, ciclistas, transportistas y transporte público).

¿Por qué no habilitamos la calle de doble sentido de dirección?

De esta manera restaríamos tráfico a la Avenida de Madrid si desde la calle Julián Sanz Ibañez permitimos llegar hasta Vía Hispanidad, distribuyendo el tráfico entre las dos avenidas con una pequeña diferencia; la calle Julián Sanz Ibañez sería vía 30 y tendría carril bici. Esta sería una posible propuesta:

medicion3

doblesentido

La idea es que se amplíen aceras al tiempo que se añade un carril bici con doble sentido de circulación, se habilite zona de carga y descarga y estacionamientos en el lado de la derecha y con el espacio restante tendríamos cabida para dotar a esta calle de doble sentido de circulación. La idea se apoya en la necesidad de compartir y distribuir el espacio de una forma más eficaz y solidaria. Finalmente añadiríamos pasos peatonales elevados (son más accesibles) y señalizaríamos la calle correctamente, incluyendo bandas sonoreductoras de velocidad, aparca bicis, estacionamiento para motocicletas y servicio Bizi.

Lo que resulta obvio es que el actual diseño no es eficaz y no permite compartir el espacio. Al contrario, promociona que los vehículos permanezcan estáticos -algunos de ellos semanas sin moverse- y no mejora la movilidad de la zona. Hacer de esta vía una vía con doble sentido de circulación garantizaría movimiento constante y mejoraría la movilidad ciclista (carril bici) y la peatonal (aumento de aceras). Al mismo tiempo el Ayuntamiento debería hacer un esfuerzo por mejorar

Deja un comentario