El neumático del futuro según Goodyear.

La famosa empresa especializada en neumáticos Goodyear presentó la semana pasada un neumático revestido con musgo para generar -según Goodyear- oxígeno mientras circulamos. Se trata de una posible solución para unos desplazamientos urbanos más limpios. Con él, quieren poner el énfasis en reducir el desperdicio de materiales, las emisiones y la pérdida de energía, aunque de momento no han dado detalles específicos sobre su funcionamiento, sólo unos conceptos generales.

Con la previsión de que más de dos tercios de la población mundial viva en las ciudades en 2050, la demanda de redes de transporte en entornos urbanos aumentará sustancialmente,” añadiendo “Una infraestructura y un transporte más inteligentes y ecológicos serán cruciales para abordar los desafíos más acuciantes de la movilidad y el desarrollo urbanos.

Los neumáticos tiene una estructura abierta con musgos vivos creciendo dentro de su pared lateral. Esta estructura, junto al diseño de la banda de rodadura del neumático, hacen que la humedad y el agua de la calzada se deslice hacia el musgo para que este la absorba y haga la fotosíntesis. De esta manera, y siempre según Goodyear, el musgo de las ruedas liberará oxígeno al aire según vayamos circulando.

Durante su fotosíntesis el musgo de las ruedas también debería inhalar CO2 del aire para alimentarse. Según la empresa, en una ciudad con cerca de 2,5 millones de vehículos esto supondría generar 3.000 toneladas de oxígeno absorbiendo más de 4.000 toneladas de carbono al año. Pero claro, eso sólo en el caso de que todos esos coches utilizaran estos neumáticos, y tampoco han proporcionado ningún estudio para corroborar la información.

Goodyear asegura que el musgo de sus ruedas también generará electricidad mediante la fotosíntesis, y que esta sería suficiente como para alimentar sus componentes electrónicos internos.

Además, la idea es la de construir estos neumáticos mediante impresión 3D, utilizando polvo de caucho de neumáticos reciclados para hacerlos aún más ecológicos. La estructura resultante sería liviana y capaz de absorber golpes, presentándose como una solución duradera e inmune a los neumáticos.

Pero como hemos dicho, se trata sólo de un diseño conceptual de los muchos que se muestran en Ginebra estos días, y que ha sido imaginado por el fabricante para el día de mañana. Esto quiere decir que es una idea que todavía está en las fases iniciales, y que en el mejor de los casos podría llegar dentro de unos años.

Deja un comentario