Multas por alcoholemia

El Reglamento General de Circulación (R.D. 1428/03) establece las tasas de alcohol en sangre y en aire permitidas para poder conducir. Concretamente en el artículo 20 vienen reguladas, prohibiendo las tasas de alcohol en aire superiores a 0,25 mlg/aire (o 0,5 gramos/sangre). En otras palabras: arrojar una tasa de 0,26 mlg/aire sería una multa por alcoholemia.

Tasa restrictiva: profesionales y novel

La normativa de tráfico establece que aquellos conductores profesionales, de reparto de mercancía, nóveles (menos de 2 años de carnet), en servicio de urgencia y transporte escolar y de personas tienen una tasa de alcohol mucho más restrictiva: hasta 0,15 mlg/aire.

0
mlg/aire

Esta tasa es más restrictiva cuando se trata de conductores profesionales, nóveles y dedicados al transporte de mercancías.

¿Qué multa por alcoholemia nos pueden poner?

El importe de la multa por alcoholemia va a depender principalmente de la tasa que arrojemos y del tipo de vehículo que llevemos. Como he dicho anteriormente, no es lo mismo ser conductor de una ambulancia o de una furgoneta con mercancía que de una moto o un turismo. Para que nos hagamos una idea esta es la tabla de las sanciones y multa por alcoholemía para conductor que no tienen tasa restrictiva:

Conducir con una tasa de alcohol de entre 0,26 mlg/aire y 0,50 mlg/aire implicaría una sanción de 500€ y una pérdida de 4 puntos.

0
MLG / AIRE
0
PUNTOS
0
EUROS

Si conducimos con una tasa superior a 0,50 mlg/aire y hasta 0,60 mlg/aire la cuantía y la pérdida de puntos aumentan. En este caso serían 6 puntos y una sanción de 1000€.

+ 0
MLG / AIRE
0
PUNTOS
0
EUROS

Tasa penal

La tasa penal es aquella que se introdujo tras una reforma del Código Penal que establece que toda tasa superior a 0,60 mlg/aire se entiende que hay una influencia en la conducción y, por lo tanto, es un delito contra la Seguridad Vial.

En este caso los Agentes de la Autoridad procederían a nuestra detención e inmovilización del vehículo. No quedaríamos detenidos como tal (en calabozos, salvo excepciones) al tratarse de un juicio rápido que se celebraría durante los próximos días.

En este caso sería el/la juez quienes nos impondrían una pena de multa y la imposibilidad de conducir durante determinado tiempo. Normalmente las multas superan los 1.000€ y la imposibilidad de conducir suele ser de entre 6 meses a 4 años, dependiendo si existe reincidencia u otros tipos de agravantes.

Cómo sacar el coche del depósito

La conducción con una tasa de alcohol positiva es motivo de retirada del vehículo al depósito municipal de acuerdo a la Ley de Tráfico. En este aspecto hay que diferenciar si hemos dado positivo en alcohol o si hemos cometido un delito contra la Seguridad Vial por tasa de alcohol. En el primer caso (positivo de alcohol con tasa hasta 0,60 mlg/aire) para poder sacar el vehículo del depósito municipal vamos a necesitar varias cosas:

  • Ser titulares del vehículo o una autorización
  • Desaparezcan las causas (no dar positivo en alcohol)

Si vamos al depósito a por el coche y volvemos a soplar y damos positivo, los Agentes de la Autoridad nos denegarán la entrega del vehículo por lo que tenemos que ir siempre con una persona habilitada o esperar un tiempo prudencial hasta que baje la alcoholemia. Si el vehículo no es nuestro tendremos que ir acompañados del titular o con una autorización del mismo. 

En el caso que el vehículo haya quedado en el depósito por haber dado una tasa penal (+0,60 mlg/aire) no podremos retirar el coche del depósito hasta que se celebre el juicio, ya que la normativa entiende que al tratarse de un delito contra la Seguridad Vial el vehículo se considera un «instrumento del delito». Una vez celebrado el juicio deberemos preguntar al juez o secretario judicial cómo sacar el coche del depósito que, generalmente, además de una autorización judicial deberemos abonar las tasa de la grúa.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.