El modelo de Movilidad de ZEC no termina de encajar.

En el año 2017 un total de 3.919 turismos y 656 motocicletas se vieron involucrados en accidentes de tráfico dentro del municipio de Zaragoza. Según datos de la última encuesta de Movilidad de 2017, el uso del vehículo privado como modo de transporte supone el 27% de los desplazamientos en la ciudad; un total de 464.944 viajes diarios. Del total de viajes el 6% se hace en motocicleta o ciclomotor y el 94% el coche. Por otra parte el promedio de personas por vehículos está en 1,3 px/veh. Una cifra relativamente baja y que demuestra que es necesario mejorar y hacer el transporte público una prioridad.

El tráfico apenas ha disminuido un 2,3% en 5 años.

En cuanto al volumen de vehículos, la mayoría de las mediaciones de aforo mostraron un ligero descenso de la IMD con respecto al año 2013. En total el descenso fue del -2,29%.

Entre el 2013 y el 2017 apenas se registró una volumen de tráfico de -2,3%.

Esto es un dato revelador pues el vehículo privado sigue siendo la manera preferente con la que nos desplazamos (sin contar con los desplazamiento peatonales) y el uso del vehículo apenas ha disminuido un 2,3% en 5 años. De este dato nadie habla y nadie busca soluciones reales para dar una respuesta competitiva al transporte privado.

Por otra parte según el estudio de Movilidad en número absolutos, respecto al 2007, el número total de viajes diarios ha crecido levemente un 1,09%, observándose un incremento del número de viajes en vehículo privado del 0,93% y un aumento del uso del transporte público del 3,64%, se observa también un traspaso entre el modo a pie y el modo en bici. En definitiva, en los últimos 10 años ha habido cierto trasvase entre modo.

Es decir, la gente se mueve más y se incrementan los viajes en vehículo privado y transporte público.

El Gobierno de Zaragoza no ha sabido dar la importancia que tiene el transporte público para la movilidad de la Ciudad. Todos los barrios han reclamado mejoras en beneficio del transporte público (Torrero, Arcosur, Casablanca, San José…) pero nunca han llegado. La última promesa de mejorar el transporte público realizada por ZeC en junio de 2018 todavía no se ha materializado.

Ideas aisladas.

Uno de los mayores errores que está llevando el Gobierno de Zaragoza es la de aplicar parches o ideas aisladas que parece que no terminan de completar una misión u objetivo. Implementar un carril bus ahí o un carril bici allá sin explicar el objetivo final, sin mejorar frecuencias o sin terminar de conectar la red ciclista.

Cada actuación en beneficio del transporte público en una vía principal (que es por donde fundamentalmente se mueve el autobús) y de la movilidad sostenible debe ir apoyada por numerosas propuestas en calles adyacentes. Estas propuestas van desde mejorar las cargas y descargas, eliminar estacionamientos, ampliar estacionamientos moto y bicicleta, implantar zona ESRO/ESRE hasta incluir más arbolado o ampliar aceras. Todo lo demás son parches.

Deja un comentario