Movilidad

Mejoras en el diseño urbano.

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de la importancia del diseño urbano para mejorar la movilidad en las ciudades y, con ello, la convivencia entre todos los usuarios de la vía. Zaragoza apenas ha aplicado mejoras en el diseño urbano y las intervenciones en los últimos años ha sido mas bien nula si hacemos un balance de intervenciones en relación con el número de calles de la ciudad.

En definitiva, Zaragoza no ha apostado por mejorar el diseño urbano de la ciudad para crear espacios más diáfanos, amables, seguros y con preferencia peatonal y de medios sostenibles.

Extensiones en las curvas.

Sirven para ganar un espacio de seguridad en las intersecciones donde se puede aprovechar para aumentar la masa verde (árboles y plantas) y mejorar las indicaciones de las señales. Es una forma de crear cruces más cortos y seguros y ganar espacio para el mobiliario urbano. Se pueden crear en urbanizaciones nuevas como Parque Venecia, Arcosur o Valdespartera (pero no se ha hecho).

Diseño urbanístico en beneficio del peatón

Las extensiones de acera disminuyen el ancho total de la carretera y pueden servir como una señal visual para los conductores que están penetrando en una calle o área. Aumentan la visibilidad general de los peatones al alinearlos visualmente con el carril de estacionamiento.

Elementos reductores de velocidad.

Otro de los aspectos en los que Movilidad Urbana no es muy partidaria de instalar y que, sin embargo, han resultado ser muy beneficiosos en allá donde se instalan con cierto criterio. Se trata de elementos reductores de velocidad y que pueden ser muy diversos y ajustarse a cada diseño urbano.

Los elementos de control de velocidad vertical administran las velocidades de tráfico y refuerzan el control de la velocidad haciendo que sea más seguras para peatones. Estos dispositivos pueden ser apropiados en una variedad de tipos de calles, pero se aplican más ampliamente en las calles de vecindario, residenciales o de baja velocidad donde no se recomienda el tráfico de carga.

Movilidad Urbana se ha opuesto en repetidas ocasiones a implementar este tipo de elementos que no hacen otra cosa que mejorar la convivencia en calles residenciales y viales pacificados.

Elementos reductores de velocidad.

Diseño de aceras.

Diseño de aceras mediante la diferenciación táctil para interactuar de forma visual con el resto de elementos, de esta forma se identifican claramente los diferentes espacios y ofrecen un atractivo visual a los paseantes.

Zonas peatonales diferenciadas.

 

Carriles de transporte público.

Los carriles de circulación dedicados al transporte público mejoran el tráfico operacional y aseguran que el vehículo experimente un tiempo de espera mínimo en las intersecciones y pueda moverse libremente independientemente de la congestión del tráfico, proporcionando una experiencia del pasajero competitiva con la conducción.

La apuesta de Zaragoza por este tipo de diseños a lo largo de estos años ha sido casi nula. Desde algunas áreas del Ayuntamiento de Zaragoza se han ido rechazando propuestas de este tipo sin argumentar semejante postura inmovilista.

No Comments

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.