LOS TRABAJADORES DEL BUS URBANO PLANTEAN NUEVAS MOVILIZACIONES EN PILARES.

El comité de empresa de AVANZA, ha amenazado este miércoles con nuevas movilizaciones por parte de los trabajadores del bus urbano si no revierte la “tensa relación con la compañía y el equipo de Gobierno” por incumplir el acuerdo de desconvocatoria de huelga del año pasado. La plantilla decidirá las medidas a adoptar en una asamblea general convocada para el próximo día 21.

Los representantes de los trabajadores denuncian las malas relaciones laborales tanto por incumplimientos del convenio como por la decisión de Zaragoza en Común de comprarle a AVANZA autobuses de segunda mano para prestar servicio en Zaragoza, en lugar de obligar a la empresa a comprarlos nuevos tal como establece el pliego de condiciones de la contrata.

De esta manera se seguiría con la tónica de años anteriores, donde los trabajadores de AVANZA llevan años realizando una huelga al año. La última huelga se prolongó durante 123 días, desde las navidades de 2015 hasta abril del 2016. En dicha huelga el Ayuntamiento de Zaragoza accedió a interponer un mediador para solucionar el conflicto.

El Ayuntamiento y la Universidad de Zaragoza estuvieron negociando la cifra que se abonaría por el trabajo realizado por el catedrático de Derecho del Trabajo, Juan García Blasco, en la mediación del conflicto del autobús urbano que se prolongó durante 123 días. Se solicitó una cantidad de 60.000 euros por 22 días de labor, de los que 20.000 euros serían para García Blasco. Es decir, a 909€ el día de trabajo.

De forma simultánea, el comité pide la desconvocatoria del juicio por el despido en junio de 2016 de una conductora y su reincorporación “inmediata” a la plantilla.

Deja un comentario