La Policía Local interviene en la calle Vasconia.

Con la llegada del jueves y hasta el domingo al medio día los vecinos que viven en la calle Vasconia siguen sin poder conciliar el sueño y soportando los numerosos problemas de la zona. Un conocido after situado en la misma calle reúne a lo mejor de lo mejor de la ciudad. El resultado es que cada mañana desde el viernes hasta el domingo hay alguna pelea, intervención con drogas, armas o problema aún mayor. El ambiente latino, rumano y español da para mucho en ese after. Como digo, se reúne lo mejor de cada casa.

1080944_1

Esta semana solo la Policía de Zaragoza ha intervenido en más de siete ocasiones en la calle Vasconia. Empezando el miércoles por la mañana tras una pelea entre dos chicas y finalizando el domingo por la mañana. Día que ha reunido a lo mejorcito de la ciudad en una misma zona. Ya por la mañana la Policía Local de Zaragoza ha tenido que actuar para la búsqueda de una persona que podía estar en riesgo tras estar presuntamente acosada por un chico de la zona. Aunque todo aparentemente ha quedado en una falsa alarma.

Vasconia

Posteriormente la Policía Local ha actuado con varios jóvenes que salían del after y les ha intervenido alguna papelina de droga. Más tarde una pelea en la puerta del local se ha saldado con la agresión a un viandante que trataba de mediar entre los jóvenes (que muchos van hasta arriba de alcohol y/o drogas). El agresor detenido en el momento por la Policía Local (hasta un cuchillo se ha encontrado) y fue la propia policía quien tuvo que trasladar al agredido al hospital ante la falta de ambulancias.

Los vecinos están cansados. Cada mañana de fin de semana es imposible transitar por esa calle. Insultos y sociedad. Porque esta gentuza no tiene otra cosa mejor que hacer un domingo a las nueve de la mañana que ponerse a gritar y romper cristales en el mejor de los casos. Pero claro, las herramientas son las que son, dicen algunos policías. Tras la derogada Ordenanza Cívica las cosas se complican. El ayuntamiento -tal y como dijo el Sr. Cubero- no tramita algunas denuncias de Servicios Públicos y algunas otras si desiste la actitud las deja en una advertencia.

El resultado es que los vecinos no pueden más. La zona da asco y el degrado social y urbano cada vez es mayor. Por las mañanas, algunos jóvenes metiéndose una raya en un portal. A pocos metros un padre saliendo de su casa con su hijo de excursión.

Mientras tanto el ayuntamiento mira para otro lado. Hace caso omiso y prefiere oponerse más que respaldar la labor policial. Que por cierto, cabe también destacar que ayer domingo la Policía de Zaragoza actuó en el Rastro debido a la existencia de una veintena de puestos de venta ilegal. Dicha intervención se saldó con la detención de una persona por estar en búsqueda y captura.

Deja un comentario