El Ayuntamiento infradota el coste de los servicios de manera sistemática.

Salió ayer publicado en El Periódico de Aragón que el Ayuntamiento gastó 18 millones de euros más en movilidad de lo que había presupuestado en un primer momento.

bus_1

A pesar de que el presupuesto de 2014 se cerrara con superávit, muchas (todas) de las partidas económicas destinadas al mantenimiento de los servicios públicos vieron alteradas sus cuantías: a todas ellas hubo que inyectar más dinero para hacer frente al gasto.

¿Es caro mantener los servicios públicos o es que el Ayuntamiento pensaba que costaban mucho menos? El caso es que el Ayuntamiento infradota las partidas presupuestarias de los servicios públicos en un 16% de media de manera sistemática.

1. Transporte público.

bus

El Ayuntamiento presupuestó 64,9 millones de euros para el transporte público. Al final, el resultado ha sido que el transporte ha necesitado de un presupuesto aproximado de 83,5 millones de euros. Lo que supone unos 18,6 millones de euros más. No entraré en las polémicas existentes entre Ayuntamiento y DGA por el pago de sus partes correspondientes al tranvía. Me ceñiré en la parte del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento ha calculado mal el presupuesto para el transporte público. Debía haber aumentado en un 22% la cuantía establecida. No se ha equivocado en un 3% ó 5%. Ha errado en un 22%. Un porcentaje muy elevado de error para algo que debería estar calculado ya que todo está registrado (kilómetros, usuarios, viajes, días, horas…etc).

2. Limpieza pública.

limpieza

El Consistorio presupuestó el coste de la limpieza pública en 59,27 millones de euros. Siendo necesaria una aportación de 63,46 millones de euros, un 7% más de lo presupuestado.

3. Alumbrado público.

El Ayuntamiento destinó 5,11 millones de euros para el gasto en alumbrado público. Lo cierto es que hubo que necesitar un 32% más de presupuesto para satisfacer esta partida llegando a los 7,5 millones de euros de gasto. El Ayuntamiento ha infradotado en un 32% el dinero destinado a alumbrado público.

4. Tratamiento de residuos.

15,70 millones es lo que el Ayuntamiento calculó que Zaragoza gastaría en el tratamiento de residuos. Un 9% menos de lo que resulto ser al final; 17,24 millones de euros fue el gasto. Una diferencia de 9% en el presupuesto asignado.

5. Parques y Jardines.

El Ayuntamiento estableció un gasto para Parque y Jardines de 14,06 millones de euros. El gasto final fue de 16,80 millones. Una diferencia de 16% entre lo presupuestado y el gasto real.

6. Electricidad.

El Ayuntamiento presupuestó 18,75 millones y el gasto real fue de 21,40 millones. 2,65 millones de diferencia, lo que supone una desviación de un 12% entre los presupuestado y el coste real.

7. Gas.

El gasto en este concepto estaba presupuestado en 1,47 millones de euros. Siendo el coste real de este servicio en 1,80 millones. Una diferencia de 18%.


 

El Ayuntamiento presupuesta de media un 16% menos una partida económica en base a su coste final. Esto es lo que provoca tener falsos presupuestos o presupuestos que no se ajustan a las necesidades reales del gasto de la ciudad.

El Ayuntamiento cree que tiene dinero porque presupuesta los servicios básicos a la baja. De esta forma tiene más dinero. En el caso de los servicios que aquí se mencionan el Ayuntamiento entre lo que ha presupuestado y lo que después ha costado hay una diferencia de 32 millones de euros. El Ayuntamiento creía tener 32 millones de euros que ahora no tiene.

Y el problema no es que no los tenga, sino que los habrá tenido que pedir (banco + intereses). Este es el verdadero problema de los presupuestos a la baja. Que se transforman en grandes agujeros en los años venideros al tratarse de un saco sin fondo; al presupuestar todos los años a la baja estamos contando con un dinero que no tenemos.

Deja un comentario