El Ayuntamiento de Zaragoza admite que no queda dinero para pagar los servicios básicos.

Fernando Rivarés (Consejero de Economía. Zaragoza en Común) admite que ya no queda dinero suficiente en las arcas públicas para pagar los servicios básicos que debe prestar un ayuntamiento (ya saben; agua, limpieza, alumbrado…etc). Al parecer las partidas se encuentran infradotadas en 37 millones de euros y que, seguramente, será mucho mayor a final de año ya que existen facturas que todavía no se han contabilizado.

_imagen20151559559_f4fb7309

Algo que de sobras era ya sabido desde el verano. El Agosto de 2015 varios medios de prensa locales afirmaban que el Ayuntamiento casi había gastado en apenas siete meses todo el dinero presupuestado para todo el año.

estadistica3

A falta de cuatro meses de finalizar el año (estadística realizada en Septiembre) el Ayuntamiento ya casi casi estaba rozando el máximo de muchas partidas económicas. El resultado es que el ayuntamiento lleva sin pagar las facturas del alumbrado público desde septiembre del 2014 y adeuda ya 4,8 millones (se presupuestaron 4,7). Desde octubre del 2014 no lo hace en las referidas al suministro de agua, así que tiene pendiente de pago otros 4 millones (se presupuestaron 3). Es decir, se trata de un suma y sigue en toda regla.

En mayo de 2015 las afectadas fueron las empresas que gestionan los pabellones deportivos, cuya deuda asciende a 2,5 millones. En julio ya no quedaba ni un euro de los 51,2 consignados en Movivilidad, es decir, en el transporte urbano, así que ahora se deben 6 millones.

Y en septiembre se acabó el crédito para hacer frente a los gastos de limpieza, a la recogida de residuos o para la gestión de puntos limpios, que suman, todos ellos, más de 16 millones que no se pueden abonar.

 

Con estas cifras cabe pensar que el PSOE, CHA e IU (formación esta última integrada en Zaragoza en Común) utilizaban calculadoras solares en despachos cerrados. El Ayuntamiento (PSOE, CHA e IU) ha estado infradotando año tras año las partidas presupuestarias destinadas a los servios básicos.

El problema es que esto no se arregla con un único presupuesto realista, que buena falta hace, sino que se arreglará con el ejercicio presupuestario de varios años. Lo razonable sería ponerse al día de la manera menos lesiva para el ciudadano, y ello implica desde ya empezar a eliminar gastos innecesarios (por minúsculos que sean), finiquitar alguna empresa pública y/o fusionarlas, dotar de suficiente presupuesto las partidas de servicios básicos para no generar más deuda e intereses y disponer cuanto antes del dinero que le adeuda al Ayuntamiento otras administraciones públicas como por ejemplo el Gobierno de Aragón.

El Ayuntamiento va a tener que prescindir de sueños y programas. Ajustarse el cinturón y no prometer nada que no sea realizable. Aplicar una lógica presupuestaria basada en el sentido común y la eficacia. Porque no hay nada más social que no deber nada a nadie, estar al corriente de pago y así poder disponer de caja para poder llevar a cabo las propuestas más sociales. Un tema al que Ciudadanos Zaragoza le ha preocupado y solicita terminar con la infradotación de las partidas presupuestarias.

Si estamos así de jodidos, debemos darle las gracias al PSOE y a sus socios de gobierno. Incapaces de pensar en el futuro, su herencia ha sido la de una ciudad con los peores datos de deuda y la única que no podrá contratar servicios de crédito.

Deja un comentario