Diputados de Podemos reciben con aplausos a los agresores de Alsasua.

Esos días está teniendo lugar el juicio de ALSASUA donde dos Guardia Civiles y sus parejas fueron agredidos por una veintena de personas en un bar. Los agresores insisten en que todo momento se trató de una pelea de bar a pesar de que INICIARON LAS AGRESIONES por ser GUARDIA CIVILES (delito de odio). Negándoles además toda posibilidad de pedir ayuda y auxilio al encajonarles en el bar.

El pasado domingo, cientos de personas, entre las que se encontraban DIPUTADOS D PODEMOS (incluso el propio JUAN CARLOS MONEDERO) apoyaron a los batasunos con una manifestación en la que se pedía “justicia” para los jóvenes agresores de la Guardia Civil, defendiendo que “no se trata de terrorismo”.

Este apoyo por parte de Podemos sigue produciéndose. A la llegada de los agresores de Alsasua a la Audiencia Nacional, dos diputados de Podemos, Nagua Alba y Eduardo Santos, no dudaron en recibir a los violentos jóvenes con aplausos.

Qué es Alsasua.

Para no perder el hilo y el contexto de la situación en la que nos encontramos Alsasua es un pueblo navarro de unos 8.000 habitantes. Allí nació en 1977 lo que luego sería HB, el brazo político de ETA. Años mas tarde en 1980 fue asesinado un ex Guardia Civil y su viuda y cuatro hijos tuvieron que irse del pueblo para evitar represalias.

En 1988 ETA atacó el cuartel de la Guardia Civil con lanzagranadas y bombas trampa. Un guardia civil perdió las dos piernas. Hay registrados decenas de ataques al cuartel, pintadas en todo el pueblo y lugares donde no se atendía a los Guardia Civiles. Incluso en los supermercados no se despachaba a las mujeres de los guardias civiles.

Hay una línea de actuación social y política llamada ALDE HEMENDIK que significa “fuera de aquí“. Cuando algún GC ha osado salir de ese aislamiento forzado los ataques han subido de tono. No se juzgan unos empujones o un tobillo roto, se juzga que unos señores no puedan tomarse una copa donde les salga la gana porque hay una campaña orquestada para hacer la vida imposible a todos los miembros de las FCSE.

Nadie avisó a la policía de lo que estaba pasando (si tú ves una pelea de bar llamas para informar y nadie, en un local lleno en plenas fiestas, dice haber visto nada). No es la violencia puntual de ese día: es el hostigamiento continuo. Y es por eso por lo que se habla de TERRORISMO.

Ahora es el juez el que tiene que interpretar si eso formaba parte de esos movimientos o si pegaron a los GC como podían haber pegado a unos arquitectos. Pero NO HABLÉIS DE 8 AÑOS POR UN EMPUJÓN PORQUE NO CUELA.

Deja un comentario