CUÁNTO CUESTA EL TRANSPORTE PÚBLICO: EVOLUCIÓN DE PRECIOS.

¿Subirá el precio del transporte público el próximo año? Desde el 2010 hasta el 2015 el precio del título del transporte público ha subido un 35%. Sin embargo, los kilómetros anuales que realiza la contrata son inferiores si comparamos los kilómetros del 2015 con los del 2010; parte de esa ‘culpa’ es por la implantación del tranvía que obligó a reestructurar el mapa de las líneas de bus reduciendo los kilómetros anuales que realiza la contrata del transporte público.

Nos encontramos entonces que tenemos un transporte público que ha subido de precio y que parece ser que ha empeorado en calidad (diferentes encuestas y opiniones realizadas en medios locales), y que además realiza menos kilómetros que hace cinco años pero que su coste anual (lo que nos cuesta el transporte público) parece no disminuir demasiado.

EVOLUCIÓN DEL PRECIO DEL TRANSPORTE PÚBLICO.

La evolución del precio del transporte público sin lugar a dudas puede tomarse como un indicador económico del estado del transporte y de la economía de la ciudad. En elevado precio del transporte no es un indicador negativo, ni positivo por sí solo. Debemos acudir a otras variables para determinar el estado general del transporte público como coste del servicio total al año, red del transporte, frecuencias, valoración y satisfacción, puntualidad…etc.

Actualmente el precio del billete único (que es lo que se valora) se encuentra en 1,35 euros. La mayor subida del precio del billete en el transporte se produjo entre los años 2010 y 2013. Se podría decir que Zaragoza empezaba a notar la crisis económica en cuanto al coste de los servicios y sus prestaciones. Es en esta etapa donde económicamente hablando el Ayuntamiento de Zaragoza ha ‘vivido’ sus peores momentos. Fue cuando el PSOE llegó a ocultar un agujero económico de 337 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que el precio del billete del transporte público está subvencionado por dos vías; primero con los propios presupuestos municipales donde el Ayuntamiento paga el coste del servicio del transporte público (una cifra ‘no muy conocida’ que ronda los 50-80 millones de euros) y, posteriormente, mediante los abonos y demás servicios y descuentos. Es el Ayuntamiento quien fija el precio del billete. Lógicamente a mayor sea éste menor será el coste en las arcas municipales, de ahí la importancia de buscar un precio equilibrado y su relación entre ‘calidad y precio’.

Actualmente el precio del billete único se sitúa en 1,35 euros. Dentro de un par de meses con la negociación de los presupuestos municipales para el año 2018 los zaragozanos conoceremos si este precio subo o si se mantiene por tercer año consecutivo. Tampoco debemos extrañarnos si el precio del servicio del bus sube hasta el 1,40 euros porque sería algo habitual y ‘necesario’.

LOS SERVICIOS PÚBLICOS INFRADOTADOS.

Por otra parte, el coste de los servicios públicos se encuentran muy por encima de lo que en los presupuestos se dedica a ello. Durante los años 2014 y 2015 el Ayuntamiento infradotó el coste de determinados servicios un 16% de media por debajo. Lo que supone que a la larga, ese 16% va a tenerse que pagar con intereses.

Por citar un ejemplo, en el 2014 el Ayuntamiento de Zaragoza presupuestó algo menos de 65 millones de euros el coste del transporte público (no incluyó la partida destinada al tranvía que son cerca de 10 millones) cuando el coste real del servicio (incluido el tranvía) supuso algo más de 83 millones de euros. Lo que nos lleva a una cuestión innegable y es que es necesario una auditoría del servicio del transporte público.

Ciudadanos Zaragoza lleva en su programa la realización de una auditoria del servicio de transporte público con motivo de conocer con detalle y exactitud cuestiones tan necesarias como: ¿cuánto cuesta la prestación del transporte público en Zaragoza? ¿cuánto se debe a la empresa encargada del servicio? ¿cuánto de lo que se debe hay actualmente ‘judicializado’? ¿qué previsiones de coste hay para los siguientes cinco o diez años?

Por otra parte, la idea de Zaragoza en Común de municipalizar el servicio del transporte público tiene más interrogantes que respuestas y tiene más inseguridad jurídica que buenas intenciones. En la actualidad, la idea de ZEC de ‘hacer funcionarios’ a los empleados de esta contrata choca de golpe contra los principios básicos de acceso a la función pública y podría ocasionar la pérdida de los mil y pico puestos de trabajo que actualmente tiene la contrata.

No se puede municipalizar algo que no sabemos cuánto vale ni cuánto cuesta y que por tanto no tiene una traducción concreta en el coste de los servicios municipales. No se puede hacer la cuenta de la vieja que realiza ZEC sobre el coste (coste – beneficio industrial = coste real) del servicio del transporte público.

You may also like
¿Es esto lo que necesita Zaragoza?
PACMA alerta de comidas trampa para perros.

Deja un comentario