Cercanías es la asignatura pendiente en Zaragoza.

El servicio de cercanías en Zaragoza sigue siendo -de lejos- la asignatura pendiente en materia de movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza. Los trenes de cercanías siguen circulando casi vacíos después de diez años de servicio y RENFE apenas ha logrado superar la cifra de viajeros con la que estrenó la línea entre Casetas y Miraflores justo antes de la Expo de 2008.

La explotación es ruinosa y la media de ocupación es de 23 personas cuando los convoyes pueden transportar hasta 563. Esto provoca que los ingresos apenas lleguen al 10% del coste, frente al 61% que es la media nacional en este tipo de servicios.

Zaragoza tiene un servicio poco atractivo.

Zaragoza tiene un servicio de cercanías poco atractivo y que depende del Ministerio de Fomento. El caso de Zaragoza es muy peculiar ya que no cumple los parámetros como otras ciudades, ya que no atiende al área metropolitana ni tiene una frecuencia elevada. El servicio se mantiene porque tiene una población superior a 500.000 habitantes.

Con un servicio escaso y una frecuencia elevada el servicio de Cercanías deja de ser una opción para los usuarios. 

El recorrido de Zaragoza es de apenas 16,6 kilómetros por lo que podemos intuir que con una red tan pequeña de Cercanías poca demanda puede recoger. El Cercanías a día de hoy tiene una alta competencia de la mano del autobús y otros servicios.

Puntos débiles.

El Cercanías tiene como puntos débiles una red muy escasa de línea de cercanías con pocas paradas. Además de tener una frecuencia elevada. Por otra parte no se han desarrollado ninguna campaña a favor para la captación de clientes ni ha sido objeto de ningún reportaje. A día de hoy el Cercanías en Zaragoza es casi un desconocido.

Los recorridos y frecuencias vienen marcados por el Ministerio de Fomento por lo que el servicio es casi dependiente en su totalidad ante nuevas alteraciones.

Oportunidades.

Se puede (y se debe) extender el servicio de la línea de modo que se habiliten paradas en los recorridos existentes. Además se puede aprovechar la expansión al sur de Zaragoza (Ronda Sur), de modo que se creen paradas en PLAZA, PUERTO VENECIA y LA CARTUJA.

La estación de Goya y Utebo las que más pasajeros registran. En el caso De Goya no es de extrañar pues conecta de manera directa con otros servicios como el TRANVÍA, BUS, BICI o TAXI, por lo que la intermovilidad en este aspecto está garantizada.

¿Qué se puede mejorar?

En primer lugar cabe apostar de manera decidida por este servicio. Cuando hablamos de Cercanías tenemos que hablar de un servicio público que se presta y, como tal, requiere de inversiones. Extender la red de Cercanías y crear más paradas es fundamental para la mejora de este servicio.

La inversión es relativamente baja y debe de ir acompañada de otras medidas como la tarificación única con otros medios de transporte, publicidad, intermovilidad, pacificación de viales, restricciones de tráfico en viales…etc.

Deja un comentario