Qué ver en Camboya en tres días.

Si vas a viajar a Camboya una visita obligada es el templo de Angkor Wat, Patrimonio de la Humanidad declarada por la Unesco. Antes de decirte algo sobre este templo, debes de saber que la experiencia que tuve en Camboya fue muy positiva. La gente es muy receptiva y respetuosa. Se nota y se percibe que quieren y viven del turismo. El asentamiento de Angkor se encuentra a tan solo 8 kilómetros de la ciudad de Siem Reap, por lo que alojarte aquí es una muy buena idea. La ciudad de Siem Reap no tiene ningún encanto en especial, es muy turística (esta llena de bares, restaurantes, comercios, tiendas, pubs…) por lo que no conserva demasiado la esencia de lo que viene a ser el país pero aún con todo es el mejor lugar para alojarte antes de ir al templo de Angkor Wat.

DSCF2648

La excursión para ver el templo de Angkor te recomendaríamos hacerla a través de Solo Camboya ya que tienen guías en español a muy buen precio (algo complicado en un país donde el inglés es considerado como un idioma de negocios). Nosotros pagamos 20€ por persona (el precio de la entrada a Angkor Wat corre por tu cuenta) e incluye la recogida al hotel. Del guía solo podemos hablar maravillas, ya que fue muy profesional en todo momento y te contaba la historia de cada templo de manera muy rigurosa, se notaba que lo vivía y que le fascinaba su trabajo, además te decía dónde y cómo hacer las mejores fotos. Todo un lujo vaya!

La excursión dura aproximadamente unas 8 horas y visitas la zona de Angkor Wat. Para entrar al templo a las chicas os van a exigir ir tapadas (nada de pantalones muy cortos o faldas), lo ideal sería una falda hasta la rodilla o pantalón largo. Si no tienes o no te has traído puedes comprar en las proximidades del templo los típicos pantalones (bombachos) por unos 8€ regateando. Ya que a diferencia de otros templos no te van a dejar un fular o pañuelo.

IMG_9214

Itinerario Angkor Wat

1- Visita a Angkhor Thom: templo de las caras Bayon, templo Baphuon, palacio de Phimeanakas, terrazas de los elefantes y del Rey Leproso.

2- Comida en un restaurante de la zona

3- Por la tarde visita del famoso templo Ta Prohm (película de Tomb Raider) y del fabuloso Angkor Wat.

4- Vuelta al hotel.

IMG_9209
DSCF2615

Recomendaciones y dónde alojarse

Llevarse agua, mucha agua. El calor (nosotros fuimos en mayo) es muy agobiante y hay mucha humedad. Es muy importante hidratarse bien y de forma constante. La ropa muy holgada y fresca en la medida de lo posible, y llevar gorra o sombrero para protegerse del sol, así como una buena protección solar.

Si te alojas aquí debes de saber que es una ciudad mas bien pequeña pero está bien para pasear, hacer algunas compras y comer. Nosotros nos alojamos en el Hotel Bopha Residence y nos costó 48€ el precio de las dos noches con desayuno incluido y traslado al aeropuerto. Había hoteles mucho más baratos pero veníamos de hostales y albergues muy troteros y queríamos algo con un poquito de mejor calidad.

Este alojamiento se encuentra en pleno centro de Siem Reap, a solo 600 metros de la calle Pub Street, y dispone de piscina al aire libre abierta durante todo el año y solárium. El restaurante del hotel sirve cocina local y platos internacionales variados. Además, hay WiFi gratuito en todas las instalaciones.

Qué ver y que comer en Siem Reap

Comer en Camboya es muy barato (y no está nada mal) y aunque no hay mucha variedad la comida está bastante buena. Para que os hagáis una idea; Dos platos de arroz (o espaguetis fritos) con carne (y verduras), un agua pequeña , una coca cola y dos cafés.Todo por nada más y nada menos que 7€ los dos!

Con estos precios es muy fácil comer y organizar un buen presupuesto para el viaje. En Siem Reap la mayoría de los sitios para cenar son muy parecidos. Encontrarás menús muy similares (arroces, hamburguesas, pasta con carne y con verduras…etc) y el precio muy parecido que rondará entre los 5€ y los 10€.

En cuanto a qué ver en Siem Reap nuestro recorrido fue el siguiente:

1- Templo Wat Preh Prom
2- Campos de Arroz
3- Night market
4- Escuela Budista (Wat Damnak)
5- Y por último la calle de Pub Street, como su propio nombre indica una calle llena de bares, restaurantes y discotecas con mucha vida nocturna.

Por cierto aterrizar en Siem Reap fue una experiencia única en un avión de hélices 🙂 y si reservas hotel desde aquí (Booking) tendrás un descuento.

Breve guía sobre Agadir y Marrakech.

Si tienes previsto viajar a Marrakech o Agadir te conviene dedicarle un poco de atención a este post. En primer lugar he decidido escribir esta entrada por una razón muy concreta y es que todo lo que he leído en foros y páginas web de viaje están obsoletas y conviene actualizarse de vez en cuando. Cuando uno viaja a Marrakech, conforme pasan los días hay algo en su interior que le hace pensar que casi está como en casa. A pesar de las enormes diferencias entre Marruecos y España es inevitable pensar que, en cierta forma, compartimos muchas cosas. Si vas a viajar a este país debes de saber que la insistencia de los comerciantes hacia los turistas es, en ocasiones, agobiante. Al fin y al cabo son comerciantes natos y tienen que ganarse la vida. Una vez sabido esto, lo mejor es armarse de paciencia y hacer caso omiso a las indicaciones.

IMG_4865MATE

Para bajar al centro de Marrakech lo mejor es coger la línea de bus 19 (de la línea ALSA) que está nada mas salir del aeropuerto. El aeropuerto es mas bien pequeño, sin muchas tiendas y muy similar al aeropuerto de Zaragoza. El billete de bus te costará 30 dhm (unos 3 euros) y en apenas 30 minutos llegarás al centro de Marrakech. Si tu opción es ir a otros destinos de Marruecos (por ejemplo Agadir) debes de bajarte en la parada del Palacio Real (Royal Palace) donde ahí encontrarás otra estación de autobuses.

Como siempre y para casi todo allí, debes de negociar el precio por el trayecto. Por 50 dhm (unos 5 euros) nos trasladaron desde la estación de bus de Marrakech hasta el hotel. Respecto al alojamiento debes de saber que existen dos tipos en Marrakech:

  • Hoteles fuera de la Medina: Son hoteles quizá más turísticos. Grandes. Están alejados de las zonas más interesantes de la ciudad (como el Zoco, Plaza Jemma, Tumbas Saudíes…etc). Lo bueno que tienen es que cuando coges un taxi te deja en la misma puerta.
  • Hoteles dentro de la Medina también conocidos como riads: Son alojamientos pequeños (10,15,30… habitaciones) pero con mucho encanto.Un riad, que en árabe significa jardín, está compuesto principalmente por un patio interior, alrededor del cual se distribuyen las habitaciones y algunas zonas comunes. Lo único negativo que tienen es que no son accesibles para que el taxi te deje en la misma puerta por lo que te tocará andar un poco dependiendo del riad.

Es importante que lleves siempre un plano contigo ya que a veces los taxistas no entienden muy bien donde les quieres indicar. El primer riad donde nos alojamos estaba mas o menos bien comunicado. Era el Riad O. Estaba al lado de una vía principal que conectaba con la Plaza Jemma El Fna en apenas 20 minutos andando.

IMG_4014MATE

Era un hotel pequeño (como todos los del interior de la Medina) y con mucho encanto, con una piscina central y mucha vegetación que te hacía sentirte en ocasiones en el paraíso.

Si acabas de llegar del aeropuerto y te alojas dentro de la Medina, lo aconsejable es que llames o envíes un mail para que salga el personal del hotel a buscarte. Es muy habitual que se te acerquen varias personas a cogerte las maletas y te las lleven al hotel. Todo ello para que después les des una propina (en algunas ocasiones suelen estar compinchados con el taxista). A nosotros se nos acercó un hombre descalzo, sin dientes y casi sin ropa, cogió nuestras maletas y las metió en un carro viejo. La sensación fue un tanto impactante. Al final del “servicio” nos pidió mucho dinero a cambio (500 ohm), pero le dijimos que no y le amenazamos con llamar a la policía, por lo que se resigno y aceptó la propina que le dimos.

 

Si estás buscando un hotel en Marrakech te aconsejo que reserves con el programa de Afiliados de Booking donde obtendrás un descuento directo de 15 euros.

Ese fue nuestro primer contacto al llegar a Marrakech. Cuestión también de acostumbrarse y saber por donde te mueves… El Riad O (que podéis apreciar en las fotos) es un lugar maravilloso, con unas habitaciones perfectamente equipadas. El desayuno que ofrecen es simplemente excelente; la piscina del hotel era un poco pequeña. Pero esto es algo muy normal debido al espacio que hay (edificar dentro de La Medina es complicado). Todos los hoteles de La Medina tendrán piscinas muy pequeñas pero no por ello menos bonitas.

IMG_4004_MATE

Todo era perfecto hasta que apareció una plaga de cucarachas en nuestra habitación. La habitación se encontraba en la planta calle justo al lado de la piscina. La humedad había propiciado que estos bichitos camparan a sus anchas en nuestra habitación. Tras hablar con el gerente del riad y pasar la primera noche en otra habitación nos devolvieron todo el dinero. En ese momento, aprovechamos para buscar por Booking otro alojamiento dentro de La Medina.

Nos decantamos por el Riad Edward, que es el típico alojamiento que ves en Booking y no te “dice” demasiado. La realidad fue que era un hotel espectacular. Salimos encantados de aquí; un ambiente agradable tanto por parte del personal como de la clientela, una decoración marroquí exquisita y una gran hospitalidad. Los servicios del riad eran inmejorables (spa, masaje, solarium, terraza privada para desayunar…etc) todo ello hacen de este sitio una autentica maravilla. Si te alojas aquí no olvides probar el té! Es simplemente sensacional.

Alojarse en la Medina consideramos que es una experiencia que no deberías perderte si quieres empaparte de la cultura marroquí, esta es la única manera ya que su esencia reside dentro de estos muros. Aunque debemos de decir que por las noches no había casi luz, y a veces teníamos que alumbrarnos con el propio móvil para ver por donde caminábamos y eso nos creaba algo de inseguridad. Por el día la cosa cambiar completamente. Si quieres disfrutar de sus sabores más auténticos y de la gastronomía del magreb hazlo pero paseando por la Plaza Jemma el Fna o por los puestos de la zona y alrededores. No olvides probar uno de los platos nacionales por excelencia en Marruecos “el cuscús.”

Durante tu paseo por la Medina debes de ser precavido. A pesar de ser una zona muy transitada el tráfico es bastante caótico. Es habitual sentir que te van a atropellar en cualquier momento. Te recomendaría que estuvieras bien atento a tu bolso y a tu cartera. Si bien es cierto que hay hurtos, en general, puedes estar tranquilo, Marrakech es un destino muy turístico y hay mucha policía secreta que se encargan de proteger el turismo. Aunque he de decir que la primera impresión es bastante intimidante sobre todo si no has viajado mucho por este tipo de países , y vas por libre y en pareja como nosotros.

La Plaza Jemma El Fna es la plaza por excelencia de Marrakech. Es una plaza que cambia completamente cuando se pone el sol. En su interior puedes encontrar una gran variedad de puestos de zumos de naranja naturales (muy baratos), especias, bisutería, cuerpo, lana, artesanía sin fin y desgraciadamente domadores de monos y encantadores de serpientes entre otras muchas cosas. En el perímetro de la plaza se encuentran multitud de tenderetes de toda clase que es lo que se conoce como el Zoco.

El Zoco es un laberinto de tiendas y calles. Lo mejor es que te armes de paciencia y pasees con tranquilidad sin pensar si te pierdes o no. Disfruta de sus colores y aromas sin prisas y, posteriormente guíate para volver a la Plaza Jemma sino te quieres adentrar a altas horas de la noche por La Medina. 

La Koutoubia destaca por ser la mezquita más grande de Marrakech. La entrada está prohibida a cualquiera que no sea musulmán por lo que obviamente os tendréis que resignar a verla desde el exterior. Respecto al resto de mezquitas si bien sois conocedores de su cultura, sabreís que las mujeres no pueden entrar junto a los hombres y deberán entrar por otra puerta o una puerta trasera y cubiertas con un velo sin enseñar “carne”.

IMG_3996

Si eres asiduo al café te recomendamos que disfrutes de un buen café (o té) y de sus vistas en el Café Argana. Actualmente se encuentra totalmente renovado (después del terrible atentado que hubo en el 2011) y el ambiente y su terraza es espectacular. Está siempre lleno de turistas y se puede disfrutar de una de las mejores panorámicas de toda la plaza y a un buen precio.

Como en todo viaje puedes hacer alguna excursión. En este caso una muy típica es un circuito con camellos en el Palmeral de Marrakech. Esta excursión consiste en un recorrido en camello a una zona desértica donde hay una pequeña aldea y puedes degustar un plato típico marroquí acompañado de un té con menta. Personalmente no te recomendaría esta visita porque la realidad no fue la esperada pues ni era tan grande el palmeral ni era todo tan exótico… La excursión en sí misma resultó ser un poco monótona. Lo único destacable como experiencia fue la visita a la casa del aldeano donde probamos comida típica de la zona y té por supuesto. Los verdaderos musulmanes son muy hospitalarios, ya que tratar generosamente al huésped se considera una gran acción en el Islam, por que significa que el musulmán sincero obtendrá una recompensa por ello.

IMG_4224_MATE
IMG_4193_MATE

Si te pierdes por Marrakech no puedes dejar escapar la oportunidad de ver los Jardines de Yves Saint Laurent. Estos jardines son propiedad del fallecido diseñador francés y una de las mayores colecciones botánicas del mundo. Al parecer, (no somos entendidos de botánica) destacan por la enorme variedad de especies vegetales y más de 15 especies de pájaros. Actualmente, está cuidado por 20 jardineros y es una de las atracciones turísticas más importantes. El horario desde octubre hasta abril es de 8:00 a 17:30 horas, y de mayo a septiembre de 8:00 a 18:00 horas. Si vas en época de ramadán solo podrás encontrarlo abierto de 9:00 a 17:00 horas. El precio para adultos es de 7o dirhams, y para niños menores de 12 años la entrada es gratuita.

IMG_4037MATE
IMG_4079MATE

En resumen, Marrakech es una ciudad que te enamora o te decepciona. No tiene término medio. Nosotros personalmente te invitamos a que saques tus propias conclusiones ya que al final cada uno siente y vive las experiencias a su manera y desde un punto de vista muy diferente y personal. Quizás ese sea el motivo por lo que nos engancha tanto viajar.

Cómo ir de Marrakech a Agadir

Si tienes que coger un autobús desde Marrakech a cualquier ciudad de Marruecos lo mejor es que lo hagas desde la estación de bus de Supratours. Esta estación está situada en un lateral de la estación de tren. A unos 5 minutos andando desde que te bajas del bus del aeropuerto. Si vas a Agadir suele haber bastantes horarios; aproximadamente cada 1h-1.30h. Es una estación de bus sin aire acondicionado y si vas al baño te encontrarás a la señora de la limpieza que te pedirá dinero por ir al baño; puedes darle una propina o no, si no lo haces suele cabrearse (yo no se la dí). El precio es de 100 DHM por persona y antes de subir al bus debes de «facturar» las maletas (es gratuito) en un lado de la estación. La estación es muy pequeña, no tiene pérdida. Normalmente es que seas el ojo de atención de todos los presentes al ser un turista.

El autobús a Agadir era un autobús moderno (tv, aire acondicionado…etc) y tarda en llegar aproximadamente unas 2.30h a Agadir. Cuando llegas a la estación de Agadir lo mejor es que a la salida vayas a un taxi y negocies con el conductor el traslado al hotel. Al igual que en el aeropuerto te acosaran para que subas a un taxi u otro. De ahí mis palabras al principio cuando me refería que no saben cuidar el turismo. Mucha gente termina muy cansada de tanta insistencia y pesadez. El taxi te debería costar entre 40 dhm y 60 dhm. Te pedirán 100 dhm pero debes negociar.

Agadir es la ciudad más (por llamarlo de alguna manera) occidentalizada de Marruecos. En Agadir no hay mucho que ver. Agadir tiene un paseo marítimo y una playa bastante normalita, aunque eso sí; extensa. Principalmente Agadir es una zona de hoteles para turistas. No hay mucha información sobre la ciudad, si quieres saber algo te guías por internet. Yo me alojé en el Hotel Al Moggar y debo decir que el trato fue bastante regular. Nada mas llegar me dieron una habitación que no se correspondía con la reservada, al quejarme me contestó el de la recepción que esperara que estaba cenando. No te facilitan mucha información y el hotel en sí está bien, pero se hecha de menos más atención. Lo peor del hotel sin duda es la comida. No había variedad en la comida algo que es muy importante.

Por 18 dhm (1.8 euros) tienes un tren turístico que te da un paseo por la zona más turística de Agadir (la zona de los hoteles). En la zona del puerto tienes tiendas como Zara o Mango así como heladerías y zonas donde tomarte algo. Normalmente verás a muchos hombres marroquíes y ninguna o pocas mujeres. Pese a todo, es una zona turística y protegida. Aunque como dije antes, en Agadir hay poco que ver.

Cambiar euros a dirhams

Para tu tranquilidad te recomendaría que además de dinero efectivo te llevarás una tarjeta de crédito, pero si eres (como yo) de esas personas que le gusta tener los gastos controlados lo mejor es que lleves efectivo ya que te va a ser muy útil para pagar en todos los lados porque en Marrakech se maneja efectivo

Depende de dónde realices el cambio podrás salir perdiendo un dinero que siempre te va a venir bien, yo encontré por casualidad esta web para cambiar euros a dirhams y me resultó muy útil. Ojéala y ya me dirás que te parece.

 

Hoi An: Una joya en Vietnam.

Si tienes previsto viajar a Vietnam debes de saber que visitar Hoi An es una parada imprescindible en el camino. No lo dudes porque esta localidad es absolutamente f-a-s-c-i-n-a-n-t-e. Situada en mitad del país vietnamita entre Hanoi y Ho Chi Minh, esta preciosa y tranquila ciudad tiene mucho que ofrecer al turista. Hoi An se encuentra a unos 800 kilómetros de Hanoi y para llegar hasta ella podemos hacerlo de tres maneras diferentes :en tren, en minivan o en avión.

Yo opté por el tren porque tenía una muy buena experiencia del tren nocturno de Tailandia aunque debo advertirte que los trenes vietnamitas son algo diferentes. El precio por ir en “primera clase” no era tampoco demasiado barato, de hecho si lo comparemos con España es caro, dos personas en vagón con litera nos costó unos 70€. Aunque lo peor de todo es que los 800 kilómetros los realizaba en 16 horas y media y las literas no tenían cortinilla individual, por lo que no tenías mucha intimidad comparado con el de Bangkok.

Obviamente en avión es mucho más cómodo pero el precio se me disparaba en aquel momento y estaba un poco cansados de coger tantos vuelos: los medios de transporte se hacen duros después de recorrer Vietnam, Indonesia y Singapore, es decir un total de diez aviones.

Lo bueno de ir en tren es que puedes compartir un buen viaje con una pareja vietnamita 🙂 y saborear el trayecto en un tren que parecía del siglo XX: mirar por la ventana era un regalo para los sentidos. Si optas por esta opción te daré dos recomendaciones muy importantes: la primera es que lleves ropa para abrigarte pues como en muchos países asiáticos el aire acondicionado está a tope y lo ponen 24h al día, y a veces hay bichitos campando a sus anchas, algo que no nos hacía mucha gracia. Y La segunda es te lleves algo para comer o picotear pues la cafetería del tren… en fin no hay demasiado para elegir.

  • Es más económico que el avión (en principio)
  • Es cómodo: literas, baño, restaurante, estirar las piernas...
  • Es seguro. Sabes a qué hora llegas y no suele sufrir retrasos.
  • Puedes dormir (tren nocturno) y ahorrar una noche de hotel

Tened en cuenta que había hasta cuarta clase así que tampoco me podía quejar mucho de la primera clase. Reconozco que fue toda una experiencia pues llegué a ver hasta campesinos que metían gallinas dentro del tren, gente durmiendo en el suelo, y gente metida en un armario… todo para poder desplazarse por el país.

Qué ver en Hoi An

Hoi An es una ciudad pequeña y con mucho encanto, no encontrarás nada similar en Vietnam. A día de hoy es una localidad muy turística, cuenta con grandes paseos, comercios y playas. Esta ciudad comercia mucho con pieles y tejidos, por lo que es habitual encontrar mucha variedad de mochilas, carteras o cazadoras de piel… aunque a precios europeos. Con dedicarle dos o tres días tienes más que suficiente. 

Uno de los iconos de Hoi An es el puente cubierto japonés (Chùa Cau). Hoi An fue históricamente un puerto comercial muy importante de esta zona de Asia, lo que hizo que fuera punto de encuentro de comerciantes y rutas importantes entre China y Japón. Esto se ha visto reflejado en su zona histórica, que conserva su esencia y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Otra de las delicias de Hoi An es disfrutar de su mercado nocturno que se monta en uno de los lados del río Thu Bon. El lugar es idóneo para probar la deliciosa cocina local y ver el ambiente más real de la ciudad. Otra de las actividades que puedes hacer es la de pasear en barco por este río.

Visitar el otro mercado situado en el centro de la ciudad es un lugar donde puedes encontrar de todo. Desde comida local a sastrerías, manualidades, especias, artesanías, souvenirs … un lugar donde perderse una mañana en busca de algún recuerdo. Este Mercado está situado en el casco antiguo, y abre todos los días desde primera hora de la mañana hasta últimas horas de la noche.

Os dejo un video para que veáis la cantidad de turismo masivo que recibe esta localidad, especialmente al atardecer, que es cuando la gente acude a la ribera del río para pasear por sus zonas comerciales, cenar y cruzar por el puente. La ciudad se transforma de noche con sus cientos de farolillos y luces como si de un cuento se tratara.

IMG_8758-1150x863

Una de las características más llamativas de Hoi An es que numerosas calles se encuentran adornadas con farolillos artesanos de todo tipo. Desde hace tiempo esta localidad es foco de atención de muchas cámaras para captar la magia que desprenden, especialmente por la noche.

Hoi An cuenta con dos playas An Bang Beach y Cuai Dai. Yo fuimos a la primera ya que me pillaba mucho más cerca de mi alojamiento. No es de las más bonitas pero sí es una playa bastante decente, limpia, larga y alejada de aglomeraciones. Para llegar a ella puedes hacerlo en bicicleta o en moto. Acceder tanto en bici como en moto te va a resultar muy sencillo pues es un trayecto muy corto que se realiza en apenas 10 minutos (o 20 en bicicleta). Después puedes estacionar la moto en cualquiera de los párquines de la zona que por un precio muy económico te vigilan tu vehículo.

Qué comer en Hoi An

Esta localidad cuenta con una amplia gastronomía por lo que no tendrás problema para elegir, al igual que tampoco tendrás dificultad para encontrar auténticas gangas. Si llevas un presupuesto más ajustado -como yo- en cualquier zona del mercado nocturno o en puestecitos callejeros del canal podrás probar comida típica local a precios realmente asequibles.

Hay varios platos típicos que no te puedes perder si vas Vietnam:

  • El Cau Lau este uno de mis preferidos sin lugar a dudas, son unos fideos gruesos de arroz, con brotes de soja, verdura y carne de cerdo, acompañados con picatostes, y salsa de soja que me encanta!
  • Otra plato top es el Won Ton, una pasta con arroz rellena de carne con verduras y con una salsa que le da el toque estrella.
  • Para finalizar el White Rose, esta gamba cocida al vapor y envuelta en papel de arroz, es un plato muy ligero y muy consumido en Hoi An. Puedes probar estos platos pintorescos por tan solo 40.000-50.000 VDN en el Night Market (alrededor de unos 2 euros).

Si estáis cansados de la comida vietnamita os dejamos una recomendación de uno de los mejores restaurantes italianos de Hoi An, se llama Good Morning Vietnam, el dueño es italiano, y la atención y el servicio inmejorable.

Dónde alojarte en Hoi An

Como buena ciudad asiática no vas a tener ningún problema pues hay mucha oferta y siempre puedes elegir un lugar que se adapte a tu presupuesto. Yo me alojé en Green Garden House, una casa reformada por sus propietarios con amplias habitaciones para adaptarlas como si fuera un Guest house. El precio por las dos noches fueron 27 euros, que locura verdad?! Debo decir que el trato de los anfitriones fue exquisito, incluso tuvieron algunos detalles como no cobrarme la primera noche (ya que llegué un día más tarde de lo esperado) por lo que al final estuve solamente dos noches. ¡Ah! y cabe decir que el desayuno era espectacular!! de los mejores crepes que he probado.

El lugar se encuentra muy bien situado pues está a 15 minutos andando al centro de Hoi An y a 20 minutos andando de la zona del puerto y la zona histórica de la ciudad. Las habitaciones muy limpias, tienen aire acondicionado y los baños son bastante aceptables. Por poner alguna pega para que os hagáis una idea diríamos que la cama era muy dura. Pero por lo demás, se nota que la puntuación de este alojamiento es de las mejores en Hoi An.

Mi experiencia en Filipinas

Como ya he dicho en otras ocasiones Filipinas es un país que está lleno de posibilidades para el viajero. Desde el punto gastronómico al aventurero, Filipinas es un país muy completo, pero como buen país asiático, lo malo de Filipinas son sus comunicaciones: desplazarse a veces se convierte en un problema en un país que está formado por miles de islas y las comunicaciones se realizan por aire, tierra y mar. Decidir si quieres ir a la zona de Palawan o Cebú va a depender de los días que tengas para ver este país. Un consejo: No hace falta pisar Puerto Princesa.

3 días Palawan y 4 Cebú

Si tuviera la oportunidad de volver a Filipinas me lo tomaría todo con otra perspectiva y haría las cosas -quizás- de otra forma. Pero eso son cosas que no lo sabes hasta que no lo vives. Por ejemplo:

  • No pisaría Puerto Princesa
  • 3 días en El Nido basta
  • Buscar vuelo económico a Cebú
  • 2 Island Hopping en El Nido suficiente
  • Explorar zona de tiburones y tortugas en Cebú

Todo dependerá de cómo te organices a la hora de llegar a Filipinas porque no es lo mismo aterrizar en una zona que en otra. Aterrizar en Puerto Princesa y Cebú es más barato que aterrizar en El Nido.  Mi consejo es que te busques una buena oferta para ir de Cebú a El Nido (o viceversa) y elegir uno de estos dos aeropuertos para establecer tu base. 

¿Qué es un base?

No tiene una definición concreta pero es lo que vulgarmente se conoce como el lugar donde vas a establecerte de manera (mas o menos) fija durante unos días y de ahí te moverás en otros transportes para hacer excursiones y escapadas en el día. Una buena base sería El Nido y la otra Cebú. 

Aquí abajo te dejo una ruta que hice junto con Terapia de Viaje de unos 9 días en Filipinas.

Mi experiencia en El Nido

Mi experiencia en El Nido fue totalmente diferente a la de Puerto Princesa. Si vienes en VAN a El Nido debes de saber que te dejan en la Terminal de Autobuses (a un 1km del centro) y que desde ahí tienes que coger un taxi o tuc-tuc para ir al hotel. Yo me alojé en el Aqua Travel Lodge y debo reconocer que me encantó.

Es un hotel muy sencillo y sin lujos (no tiene piscina) pero se encontraba muy céntrico, limpio, tenía unas vistas maravillosas y el desayuno era increíble. A la hora de alojarte en El Nido vas a tener tres zonas diferenciadas y son a) El Nido pueblo, b) Corong y c) Las Cabañas. Cada una de ellas es diferente. 

Si te dejas caer por el Nido una visita obligada son Las Cabañas Beach. Se trata de un lugar perfecto que se encuentra a sólo 5 minutos en moto desde El Nido (unos 4 km). Es una zona tranquila, de playa limpia, con unas vistas envidiables, sin bullicio, con zonas para comer a pie de playa, hamacas, posibilidad de hacer snorkel, cayak y la famosa tirolina de El Nido. Mi consejo es que vayas antes de las 10 a.m. y te pegues hasta el atardecer. A esa hora (sobre las 18h) se empieza a llenar de turistas y gente local para ver el atardecer entre las islas.

Practicar Island Hopping

Por desgracia Filipinas no es un país que ponga mucho en valor el turismo interior (de costa para dentro), mas bien al contrario, intentan explotar la belleza de sus islas al máximo posible. Para el viajero está bien pero gran parte -por no decir todas- de las actividades se hacen a través de lo que se conoce como «Island Hopping». El Island Hopping son excursiones donde irás de isla en isla realizar actividades como cayak, snorkel, buceo (depende de lo que contrates). 

Al final -mi opinión- acabas un poco cansado, especialmente cuando ya has hecho tres excursiones de este tipo. Esta es una de las cosas que menos me gustó de Filipinas: es muy difícil ir a tu aire a la hora de programar una excursión, son muchas variables y cosas a tener en cuenta si quieres hacer algo bonito y barato.

" Visitar Big Lagoon es obligatorio. "

Como te he dicho antes la pena fue no poder ver la zona de Cebú (donde hay unas excursiones para ver tiburones y nadar con tortugas). Es algo que se me va a quedar ahí… para futuras ocasiones.

Ruta de 10 días por Indonesia.

De los viajes que he realizado por Asia reconozco que tanto Bali como Vietnam fueron dos de los destinos que más me han gustado y he disfrutado. Si piensas pisar la isla de Bali el mejor consejo que te daría es que te alojes en diferentes puntos de la isla. Es decir, dos o tres días en un hotel y dos o tres días en otro hotel de la isla: de esta forma podrás conocerla mejor sin necesidad de realizar grandes distancias ya que el transporte y el estado de las carreteras no es ideal y se puede volver «pesado». 

Mi primer hotel fue el Hotel Jay Villas Umalas (zona de Canggu). La verdad es que el hotel está muy bien y es económico. Prácticamente se trataba de una pequeña villa con piscina privada y más de 150 metros² a entera disposición. También es cierto que después pasas casi todo el día fuera pero hay que admitir que las instalaciones estaban muy bien. La única pega es que para desplazarte dependes de motocicleta (muy económica) o vehículo – taxi. En este aspecto era obligatorio desplazarse en motocicleta para tener un mínimo de independencia. Si buscas una Villa este lugar es ideal pero alojarse en la zona de Ubud es muy recomendable.

Estar en la zona de Canggu implica tener siempre un medio de transporte a tu disposición. Normalmente es una moto de alquiler, pero esto te sirve para hacer las escapadas típicas de playa. Si quieres ver la isla de Bali, además de alojarte en varios puntos, lo mejor es contratar un guía-chófer privado y pegarte el día de lado a lado. Te dejo el whatsapp de un guía en español por si te interesa (+62 819 99074196). El precio por el día creo que rondaba los 50€. 

Si te piensas alojar en algún hotel con Booking en el enlace de abajo tienes 15 euros de descuento gracias al programa de afiliados de Booking.

 

Qué ver y qué hacer en Bali.

Bali es una isla grande y tiene muchas actividades y experiencias que compartir. Todo depende hacia donde quieras orientar tus visitas y cómo planificarte. Yo te voy a contar lo que hice y mas o menos qué ruta elegí. 

  • Terrazas de Tegalallang
  • Templos Gurung Kawl y Tirta Empul
  • Cena en Kuta (Nook Restaurant)
  • Catarata Nungnung
  • Templo Ulan Danu Bratan
  • Puerta Mandara Kosaido Golf y Hidden Hill
  • Terrazas de arroz Jatiluwih y Cena en Abud
  • Monkey Forest y Templo Saraswati
  • Comida en Warung Biah Biah y Ubud Market
  • Desayuno en Circus Bali y Playa Seminyak
  • Plancha Bali y compras Seminyak

Visitar las terrazas de Tegalallang fue impresionante. Tuve la suerte (junto con terapiadeviaje) que no había mucha gente y pudimos disfrutar de una comida en un mirador sin apenas molestias (todo un lujo), disfrutar de las vistas y de la comida, eso sí, aquí ya puedes preparar la botella de agua y un abanico porque el calor y la humedad que hace son increíbles.

IMG_7445-1150x863
Terrazas de Tegalallang

Después de la visita a las terrazas y parar para comer pusimos rumbo al templo de Gunung Kawi (dedicado al dios del agua), comprendido por una colección de antiguos santuarios tallados en la pared de un acantilado. Este templo se encuentra ubicado en un emplazamiento excepcional, con vistas al sagrado rió Pakerisan. En Bali hay muchos templos (muchísimos) pero sólo 9 son los más importantes de la isla así que si no tienes mucho tiempo lo mejor es que priorices.

En cambio el Tirta Empul me pareció mucho más bonito y ‘sagrado’. Es uno de los templos más grandes de Indonesia y está ubicado a unos 40 minutos al noreste de Ubud. Este templo de agua sagrada es una parada obligatoria ya que los balineses van para purificarse y eliminar influencias negativas, pensamientos y enfermedades. Si quieres incluso puedes bañarte acompañándolos.

Después de pasar un día de aquí para allá y de mucho ajetreo tocaba hora de cenar. Por suerte encontramos un restaurante con un ambiente idílico, decorado con un gusto exquisito y con unas vistas perfectas para desconectar al aire libre. La cena muy rica y a un precio bastante aceptable dado que la carta está hecha con bastante mimo y detalle. De aquí a dormir y hasta mañana… 

 

Al día siguiente tocaba día intenso así que cogí un guía-chófer privado para realizar un pequeño tour ya que las distancias eran muy largas para hacerlas en moto y no era recomendable debido al calor. El precio del guía con idioma en español costó 60€ y además de llevarme por el recorrido elegido, me explicó algo de historia de la zona y me recomendó bastantes lugares que ver. Si vais a Ubud te dejo su teléfono porque fue encantador, atento y muy educado (WhatsApp  +62 819 99074196 ). 

Lo primero era la cascada de Nungung. Esta cascada está situada a 11 kilómetros de Ubud es considerada como una de las más bonitas (la de Kanto Lampo es otra preciosidad). Para llegar aquí hay que bajar unas 500 escaleras y por supuesto volverlas a subir para acceder a la cascada, pero mereció la pena. Si vas a primera hora de la mañana prácticamente estarás solo y podrás tomar cuantas fotos quieras.

Cascada Nungung - Terapia de Viaje

Acto seguido tocaba visitar el Templo Danu Bratan. Este templo está dedicado a la diosa del agua Dewi Danu y es uno de los templos más sagrados y bonitos de Bali. Destaca por su ubicación a orillas del lago Bratan, rodeado de montañas, vegetación y de una sutil bruma que lo convierten en una de las postales más típicas de Bali.

Puerta Handara y Hidden Hills

Si algo se ha convertido en un centro de reclamo en Bali (gracias a instagram) eso es la Puerta de Handara y las Hidden Hills. No dudo que sea algo bonito y digno de ver, pero desde luego está sobredimensionado. El poder de la fotografía y de las redes sociales como Instagram han hecho que estos dos puntos sean foco de miles de fotos diarias en Bali. Si tienes la oportunidad acércate pero insisto… no le dediques mucho tiempo (10 minutos) porque no necesitarás más. 

La famosa Puerta de Handara no es otra cosa que la entrada a un hotel de lujo. Este tipo de «puertas» las encontrarás a lo largo de Indonesia en la mayoría de sus templos. Hidden Hills es un mirador en el cual han puesto una serie de columpios para hacer más atractiva esta visita turística.

 

Siguiendo la ruta llegaba a las terrazas de Jatiluwih. Están situadas en Tabanan, es uno de los arrozales más grandes y más bonitos, de hecho, este lugar está considerado Patrimonio de la Humanidad y es visitado por miles de turistas cada año. Estos arrozales también son famosos por sus sistemas de agricultura orgánica debido a que su ubicación se encuentra en la meseta del monte wakutaru, que es apta para el desarrollo agrícola. Tienes dos recorridos para ver las terrazas: te recomendaría el largo que dura una hora ya que el corto -de unos 20 minutos- no llegas a ver todas las terrazas y la zona.

 

Ubud

Al día siguiente tocaba empezar el día con energía. La mejor forma de hacerlo fue yendo a Ubud y tras 40 minutos en moto desayunar en el Café Hábitat. Esta cafetería ambientada con madera y bambú es un lugar idóneo para relajarte entre el calor y la humedad. Normalmente suele haber bastantes turistas, viajeros y mochileros con sus cámaras de fotos y portátil y todo el mundo guardando un silencio exquisito.

La zona de Ubud es sin duda la mejor zona de Bali pues a mi juicio lo tiene todo. Es la zona más comercial y céntrica donde alojarse (y también la más cara lógicamente ). Hay muchas cafeterías muy variopintas y muchos locales ‘cucos’. Situado en la calle Monkey Forest es un sitio que transmite paz y sosiego, con un trato excepcional y unos desayunos muy variados y saludables. Comer quizás sea un tanto caro pero para picar algo y disfrutar de la tranquilidad (y del wifi) mientras organizas tu próximo recorrido es más que una buena elección.

Acto seguido -y con energía suficiente- visitamos el Monkey Forest (a 100 metros). Este santuario o hábitat del mono se encuentra ubicado en Padangtegal, en la zona de Ubud. En Bali es considerado como un importante centro espiritual, económico, educativo y de conservación para la aldea. Hay alrededor de 700 monos y 186 especies de árboles rodeados por templos. Su horario es de 8.30 a 18.00 de la tarde, por un módico precio de IDR 50,000 los adultos y IDR 40,000 los niños. Una vez dentro vigila tus pertenencias porque los monos son muy amigos de lo ajeno 😉

Después hicimos un alto en el Templo Saraswati. Es un templo acuático típico balinés ubicado en el centro de Ubud, accesible desde la calle lateral de Jalan Kajeng Raya Ubud, justo detrás de Café Lotus. De hecho prácticamente la entrada se puede realizar desde dentro del café. La instantánea del Templo Saraswati es una delicia ya que esta rodeado por dos lagos llenos de nenúfares y loto. La entrada es gratuita y por las noches realizan bailes tradicionales.

Después y con un hambre horrible (y calor) decidimos parar a comer en Warung Biah Biah. Situado en la céntrica y peatonal calle de Gootama, este lugar es simplemente ESTUPENDO. Se puede decir aquello de que es bueno, bonito y barato. Comer aquí fue una de las mejores decisiones que hemos tomado. Por recomendación de uno de los trabajadores nos cogimos para comer el menú de degustación junto con dos cocacolas y dos cafés (concretamente dos capuchinos con hielo que estaban riquísimos). Total nos gastamos 100.000 Rpi (unos 8€).

Si vienes a Bali y la zona de Ubud comer o cenar aquí es o-b-l-i-g-a-t-o-r-i-o.

Después de comer pusimos rumbo al Ubud Market. El mercado de arte en Ubud es otra de las atracciones turísticas más visitadas de Bali. Este pintoresco mercado está ubicado en la calle Jalan Raya Abud número 35, frente al Puri Saren Royal Palace y está abierto todos los días a partir de las 6 de la mañana. Aquí puedes encontrar desde bolsos artesanos, camisetas, máscaras, estatuas y productos tradicionales.

Para finalizar decidimos probar a cenar en el famoso Café Lotus. La situación de este restaurante es envidiable pero a nuestro juicio está sobrevalorado en cuanto a su carta. La relación calidad precio no nos pareció adecuada, o dicho de otra forma, nos hubiéramos sentido más a gusto en otros Warung, con la misma o más variedad y por menor precio. Para que nos entendáis, se trata de un restaurante más de plato y protocolo. En la calles peatonales e interiores existen decenas de restaurantes con buenas vistas, acogedores, y que se come de miedo y con unos precios fabulosos.

Al día siguiente tocaba de nuevo coger la moto pero esta vez algo menos que 45 minutos :). Recordar que el tráfico en Bali es horrible: especialmente a las horas de entrada y salidas de trabajo. Fuimos a desayunar al Circus Bali ¿que no lo conoces?

Se trata de un lugar con mucho rollo, su ambiente de gente joven y su carta tan llamativa lo han hecho popular para instagramers y turistas. Y no es de extrañar, pues sus postres, batidos naturales, chocolates y cafés son para chuparse los dedos!! También he de decir que la elaboración de su carta se paga naturalmente. Pero si te dejas caer por esta parte de la isla no dudes en madrugar y en acercarte ya que es pequeñito y enseguida se llena de gente. Aunque te gastes un poquito más, un día es un día, no todo va a ser low cost!

Después nos tomamos el día de relax en la Playa de Seminyak y en su restaurante (garito mejor dicho) más famoso «La Plancha Beach».  Este día nos lo tomamos de autentico relax, lo que viene siendo vuelta y vuelta. Como es bien sabido, todo aquel que haya viajado a Bali sabe que sus playas no son espectaculares ni son famosas por sus aguas cristalinas, pero la playa de Seminyak me atrevería a decir que tenía algo especial. No son muy exóticas, pero viene bien desconectar del calor y del asfalto por unos días. Esta playa está muy bien cuidada, es muy extensa y ancha y los atardeceres son espectaculares. Nosotros pasamos casi un día entero aquí  haciendo «nada» que era lo que nos apetecía.  🙂

Esta playa junto la de Las Cabañas (El Nido – Filipinas) los dos lugares más relajantes que he estado.

Comer en la Playa de Seminyak no es caro. La Plancha Beach es el mejor de los restaurantes que encontraras. Es un lugar muy especial con un toque español (tienen patatas bravas y calamares) algo que agradeces cuando ya llevas varios días comiendo noodles y rollitos y todo te sabe igual. Se trata de un restaurante con una amplia carta de comida, cocteles y cafés. Ideal para comer en plena playa y después ver el atardecer desde lo alto de la terraza mientras te tomas un mojito.

Después el precioso día de playa tocaba descansar ya que mañana iba a ser un día movido: teníamos que coger un ferry desde Bali para ir a una de las islas de Lombok, concretamente a Gili Trawangan.

Hoteles en la zona de Ubud

Alojarse en Ubud no es imprescindible pero sí que es aconsejable. En Ubud se concentra toda la zona comercial, chiringuitos y «quehaceres» de Bali. Si tu presupuesto (hay hoteles para todos los gustos) te lo permite por lo menos deberías alojarte aquí unos días.

Puedes aprovecharte gracias al Programa de Afiliados de Booking de un descuento a través del siguiente enlace.

De Bali a Gili Island

Para ir las Islas Gili puedes hacerlo en lo que se conoce como fastboat o en un ferry. La diferencia radica en la rapidez y en el precio.  

El fastboat es una de las opciones más recomendadas y utilizadas por su rapidez y comodidad. El fastboat sale desde el Puerto de Padang Bai y llega a Lombok (islas Gili y otras zonas) en apenas 2 horas. Los barcos salen por la mañana y a medio día. Si contratas esta opción seguramente te incluirán en el precio el traslado desde y hasta el hotel (te lo recomiendo).

El precio suele variar pero se mueve entre 25€ y 45€ por persona todo dependerá del tipo de barco, de la temporada y de la agencia. Nosotros escogimos Golden Queen para hacer este trayecto. Y en nuestra opinión tanto el trato como el servicio fue inmejorable, al regresar a Bali nos esperaba un chófer privado para ir de nuevo al hotel, algo que sin lugar a dudas es de agradecer.

El ferry es la opción más barata pero también la más lenta. Para tomar el ferry a las islas Gili deberemos ir al puerto en Padang Bai, que se encuentra al Este de la isla de Bali, a una hora de Denpasar o Kuta. El ferry llega al puerto Lembar en Lombok. El precio es de unos 3€ y el trayecto dura unas 5 horas aproximadamente. Lo bueno que tiene es que a diferencia del fastboat es que tienes trayectos las 24 horas del día por lo que simplemente debemos llegar al puerto y esperar el siguiente ferry a las Gili o a Lombok. El recorrido es muy sencillo y no tiene ninguna complicación, por las maletas no debes preocuparte pues se alojan todas en la bodega del avión y les suelen poner una pegatina para tenerlas controladas. Nosotros no tuvimos ningún problema. Además la empresa (Golden Queen) se encargó de todo tanto en el viaje de ida como en el de retorno.

Os dejamos el teléfono de un guía muy Amable y profesional (contactar por whastapp) donde le podéis decir que venís de parte nuestra (Terapia de Viaje ) y quizás os pueda servir para tener un ahorro 🙂 (+62 819 99074196). Gili Trawangan es una isla que se encuentra muy próxima a Lombok (Indonesia). Para nosotros es una de las mejores islas y la experiencia que vivimos aquí fue increíble. En esta isla tan bonita y peculiar no vas a poder desplazarte en ningún tipo de vehículo que no sea un burro, bicicleta o andando.

Nosotros elegimos Gili Trawangan por una sencilla razón: tenía todo lo que buscábamos y necesitabamos en ese momento. Aguas turquesas, restaurantes, actividades y algo de civilización por supuesto. Ya que las otras dos islas (sobre todo Gili Meno) eran demasiado tranquilas para nuestro cometido, a pesar de tener las playas más bonitas y la tranquilidad que muchos viajeros andan buscando. En el caso de Gili Air tenemos entendido que está creciendo a pasos agigantados y es bastante popular entre mochileros ya que es un termino medio entre Gili Meno y Gili Trawangan.

Te dejo este video que puede resumir perfectamente lo que es Gili Trawangan y que te explicaré otro día mis impresiones. Espero que te guste.