Emisiones de Co² en Zaragoza.

Según publicaba el Ayuntamiento de Zaragoza hace unos meses las emisiones de Co² en Zaragoza habían aumentado. Esta gráfica muestra las emisiones Co² de esta década. Vemos que durante el periodo de 2009 a 2013 disminuyeron de forma significativa. Quizás tuviera algo que ver la construcción de la L1 del tranvía que produjo importantes restricciones de tráfico y una oportunidad perdida por parte del Ayuntamiento para potenciar el transporte público.

Lo cierto es que Zaragoza ha aumentado sus niveles de contaminación al 2008. Es decir, en cuanto a contaminación y emisiones de Co² no hemos avanzado nada.

Emisiones de Co² en la última década en Zaragoza.

Ante este panorama cabe apostar de manera activa por sistemas de movilidad mucho menos contaminantes como pueden ser el vehículo eléctrico y los VMP.

Según ECAZ (Estrategia para el Cambio Climático y de la Salud de Zaragoza) los residuos contaminantes en Zaragoza provienen en gran parte de la industria (51%), seguido del residencial (23%) y de la movilidad (17%). Según Ecologistas en Acción y otras asociaciones ciclistas tenía entendido que la mayor parte de los residuos venían de la movilidad (vehículo) pero veo que no es así, imagino que se referían a emisiones Co² (en vez a residuos). O por lo menos es un amplio debate con muchos puntos de vista.

En cualquier caso parece ser que las estrategias a seguir deben apuntar al sector de la Industria porque desde el ámbito de la Movilidad, con la llegada del vehículo eléctrico y otros sistemas de movilidad el problema del consumo tiende a disminuir.

En cuanto al residencial las políticas a seguir deben ser las enfocadas a la rehabilitación y la eficiencia de los edificios residenciales. En Zaragoza esta labor debe centrarse (evidentemente) en la denominada ciudad consolidada. Barrios como Las Delicias, San José, Torrero o Las Fuentes deben ser objeto de políticas urbanísticas activas.

Finalmente vemos cómo la población de Zaragoza sufrió una bajada demográfica (años de crisis) durante el 2014 y 2014. A pesar de ello las emisiones de Co² aumentaron, lo que evidencia que algo está fallando.

a

El deprimente estado del Río Huerva.

El deprimente estado en el que se encuentra el entorno del Huerva a su paso por la calle Lasala (y mucho más) es lamentable. El Río Huerva es el gran olvidado de Zaragoza y el entorno por donde atraviesa Zaragoza es una zona que si se invirtiera sería envidiable. Estamos hablando de más de 290m² de espacio (solo el invernadero) y caso 10.000m² si cogemos la pastilla de espacio (hasta el parque).

El Ayuntamiento de Zaragoza debería de convocar un concurso público de ideas para revitalizar e invertir en esta zona con un proyecto ganador que sea integrador desde el punto de vista medioambiental y de los usos del espacio público. Existe una gran zona donde se podrían hacer numerosos proyectos atractivos y debería explotarse como algo para dar impulso y valor a este espacio.

 

El Pleno del Ayuntamiento a instancia de Ciudadanos Zaragoza se comprometió a realizar un proyecto de adecuación medioambiental de la zona. Por lo menos, el Ayuntamiento lo primero que debería de hacer es limpiar de escombros la zona y, si es responsabilidad del titular, pasarle posteriormente el cargo.

3 meses han pasado y no hay nada en el papel: ni proyecto ni ideas sobre qué hacer en este espacio. Desde luego que hay que tomarlo con tranquilidad ya que es un espacio muy codiciado en donde se pueden llevar a cabo numerosas actuaciones, pero urge a tener un plan a corto plazo para limpiar la zona de escombros por motivos medioambientales y de salubridad.

Me juego un café (con tarta) en Doña Hipólita a que estos escombros seguirán a principios del 2019.

¿Se puede mejorar la calle Luis Bermejo?

El usuario MrYoz (twitter) criticaba esta semana en la red social Twitter el enfoque que tiene la calle Luis Bermejo (Romareda). La crítica tiene que ver con la reforma de la señalización existente con el fin de obtener más plazas de estacionamiento para vehículos. La calle Luis Bermejo tiene aproximadamente unos 20 metros de anchura de los cuales 14 son para el espacio del vehículo (aproximadamente según GoolZom).

Todo un espacio dedicado al vehículo y de manera muy cuestionable pues la Romareda tiene la virtud de tener la mayor densidad escolar en varias manzanas, ya solo por este motivo la construcción de carriles bici segregados tendría que tenerse en cuenta.

 

No es algo nuevo pues en la calle Zafiro (Torrero) el Gobierno Municipal asfaltó un solar para crear más de 40 plazas de estacionamiento para vehículos (aunque según el PGOU era una zona verde) y en la calle Diputados el carril derecho de circulación lo utilizaron para crear estacionamiento de vehículos. Todo un logro para quienes se oponían al vehículo en la ciudad.

Una propuesta para mejorar la actual calle Luis Bermejo podría ser la siguiente; en donde prima mejorar las aceras y crear un carril bici bidireccional segregado del tráfico. Como novedad se elimina una fila de estacionamientos y se amplían las aceras existentes creando además una fila de arbolado para separar carril bici y tráfico convencional.

Apostar por zonas pacificadas.

Desde hace algo menos de una década (aproximadamente 2008) la Ciudad de Nueva York lleva implementando políticas de mejora de espacios peatonales, ciclistas y zonas de convivencia. Además de esto, Nueva York está situada entre las diez ciudades del mundo catalogadas como ‘smart cities’.

Si has viajado a Nueva York te habrás dado cuenta de que esta ciudad tiene poco estacionamiento en superficie, es decir, en general se dedica poco terreno al estacionamiento de vehículos en la vía pública y la mayoría de las grandes avenidas no tienen estacionamiento para vehículos. Sin embargo, hay mucho parking público y muchas alternativas al transporte privado.

Creando espacios peatonales.

El aumento del espacio destinado para el peatón en Times Square es un ejemplo de como la ciudad estadounidense apuesta por mejorar las zonas peatonales en su núcleo urbano. Pero hay otras muchas zonas donde la ciudad está invirtiendo mejoras, sobretodo en zonas próximas a colegios y comercios.

Aquí en Zaragoza hemos arrancado de una forma muy tenue y miedosa a la hora de implantar este tipo de mejoras. Sin embargo los desplazamientos peatonales suponen la mayoría de los desplazamientos de la ciudad y la mayoría de los mismos (un 55% de los desplazamientos peatonales) se realizan dentro del propio distrito.

La diferencia salta a la vista. La misma calle, el mismo espacio, pero con usos y prioridades diferentes. Esta es una forma de hacer urbanismo que nada tiene que ver con lo que se aplica aquí en Zaragoza. El denominado ‘Urbanismo de las cosas pequeñas’ que tanto hace gala Zaragoza en Común es un tipo de proyección urbanística que tiene parte de sus inicios en la década de los 60 y 70 en Estados Unidos. No es nada nuevo.

Aplicar este tipo de medidas es muy económico, saludable para el medio ambiente y mejora el comercio de proximidad al mismo tiempo que devuelve el uso del espacio público poniendo como epicentro del mismo al peatón.

El neumático del futuro según Goodyear.

La famosa empresa especializada en neumáticos Goodyear presentó la semana pasada un neumático revestido con musgo para generar -según Goodyear- oxígeno mientras circulamos. Se trata de una posible solución para unos desplazamientos urbanos más limpios. Con él, quieren poner el énfasis en reducir el desperdicio de materiales, las emisiones y la pérdida de energía, aunque de momento no han dado detalles específicos sobre su funcionamiento, sólo unos conceptos generales.

Con la previsión de que más de dos tercios de la población mundial viva en las ciudades en 2050, la demanda de redes de transporte en entornos urbanos aumentará sustancialmente,” añadiendo “Una infraestructura y un transporte más inteligentes y ecológicos serán cruciales para abordar los desafíos más acuciantes de la movilidad y el desarrollo urbanos.

Los neumáticos tiene una estructura abierta con musgos vivos creciendo dentro de su pared lateral. Esta estructura, junto al diseño de la banda de rodadura del neumático, hacen que la humedad y el agua de la calzada se deslice hacia el musgo para que este la absorba y haga la fotosíntesis. De esta manera, y siempre según Goodyear, el musgo de las ruedas liberará oxígeno al aire según vayamos circulando.

Durante su fotosíntesis el musgo de las ruedas también debería inhalar CO2 del aire para alimentarse. Según la empresa, en una ciudad con cerca de 2,5 millones de vehículos esto supondría generar 3.000 toneladas de oxígeno absorbiendo más de 4.000 toneladas de carbono al año. Pero claro, eso sólo en el caso de que todos esos coches utilizaran estos neumáticos, y tampoco han proporcionado ningún estudio para corroborar la información.

Goodyear asegura que el musgo de sus ruedas también generará electricidad mediante la fotosíntesis, y que esta sería suficiente como para alimentar sus componentes electrónicos internos.

Además, la idea es la de construir estos neumáticos mediante impresión 3D, utilizando polvo de caucho de neumáticos reciclados para hacerlos aún más ecológicos. La estructura resultante sería liviana y capaz de absorber golpes, presentándose como una solución duradera e inmune a los neumáticos.

Pero como hemos dicho, se trata sólo de un diseño conceptual de los muchos que se muestran en Ginebra estos días, y que ha sido imaginado por el fabricante para el día de mañana. Esto quiere decir que es una idea que todavía está en las fases iniciales, y que en el mejor de los casos podría llegar dentro de unos años.

EL AYUNTAMIENTO SE CARGA LOS ÁRBOLES DEL MERCADO CENTRAL.

Con la reforma del Mercado Central el Ayuntamiento de Zaragoza ha tenido que buscar una ubicación temporal a los detallistas del Mercado. El lugar más idóneo mientras se realiza la reforma del mercado es la calle Murallas y calle Salduba.

A pesar de que la reforma estaba proyectada desde hace tiempo y la ubicación estudiada, el Ayuntamiento de Zaragoza ha decido cargarse varios árboles ubicados en la calle Murallas Romanas en vez de trasplantarlos.

Muchos han sido los vecinos que han preguntado por esta decisión del Gobierno de ZEC de tener que talar los árboles de esta zona. Una zona que, precisamente, carece de muchos ejemplares de árboles.