Category : Barrios

Cuántos servicios requieren unos cabezudos.

A menudo la gente puede desconocer el coste de los servicios públicos y las molestias que algunos eventos pueden provocar en la movilidad y otros servicios en general en una ciudad. Valorar la idoneidad de llevar a cabo determinadas actividades en según qué días y qué horarios debe ser un asunto exclusivo del Ayuntamiento de Zaragoza y que no está llevando a cabo. Delegando todo este trabajo en las Comisiones de Fiestas de cada Junta de Distrito.

Estamos hablado de recorridos de casi 4 kilómetros donde se desvían y se retienen todo el transporte público que entra y coincide con el recorrido. Reteniendo el tráfico de viales como Duquesa Villahermosa, Paseo Calanda, Calle Unceta y Vía Univérsitas y desviando en calles como Vía Hispanidad, Franco y López y Plaza Roma.

Estos servicios requieren de grandes esfuerzos públicos como por ejemplo en este recorrido de 4 kilómetros de distancia con 5 vías principales cortadas requiere de por lo menos 5 patrullas de policía, 1 ambulancia de la Cruz Roja, una dotación de Protección Civil y 1 ó 2 inspectoras de AUZSA. Todos estos servicios no están en otros puntos o zonas de la ciudad porque están realizando un ‘servicio de cabezudos‘.

Imaginar si además en algunas ocasiones coinciden cabezudos en otras fiestas de otro barrio. Porque el problema de los cabezudos es que las comisiones de fiestas los programan durante casi todos sus días en horarios de mañana o tarde. Algo que merma los servicios públicos de manera considerable.

CONTINUE READING

La mediación no funciona en el casco histórico.

Un conflicto vecinal entre varios vecinos en Las Armas deriva en una pelea con dos detenidos por parte de la Policía Local. Este conflicto se produce durante la misma semana en la que se celebra el juicio contra una persona que agredió a tres agentes de Policía en la calle Boggiero.

Al parecer los vecinos residentes de un bloque de viviendas bajaron a eso de las 00:45h a la plaza para invitar a los jóvenes de 18 años a cambiar la actitud por el ruido y las molestias que estaban generando. La discusión terminó con empujones y agresiones. En el intercambio de golpes, un joven de 18 de minorías propinó un puñetazo al vecino de 51 años fracturándole la mandíbula mientras que el chaval sufrió heridas por el codo.

Es muy habitual la presencia de la Policía Local y Policía Nacional en la zona ya que además de ser conocido el menudeo de drogas ya no se esconden, por lo que quienes consumen lo hacen a la vista de todos. Los vecinos están encantados con la presencia de la policía, todos los comerciantes se acercan a hablar a invitar a los propios a agentes a seguir patrullando por la zona.

La dejadez con la que el Gobierno Municipal está actuando en el Casco Histórico es increíble, permitiendo el deterioro constante e imparable de una zona única en la ciudad. Una zona de Zaragoza que sobrevive gracias a la intervención de la Policía Local y al empuje de algunos vecinos de la zona.

La convivencia pasa por el cumplimiento de la normativa y la mejora de la educación. La mediación no funciona en el Casco Histórico a pesar de que la concejala Elena Giner insista en ello.

CONTINUE READING

El deprimente estado del Río Huerva.

El deprimente estado en el que se encuentra el entorno del Huerva a su paso por la calle Lasala (y mucho más) es lamentable. El Río Huerva es el gran olvidado de Zaragoza y el entorno por donde atraviesa Zaragoza es una zona que si se invirtiera sería envidiable. Estamos hablando de más de 290m² de espacio (solo el invernadero) y caso 10.000m² si cogemos la pastilla de espacio (hasta el parque).

El Ayuntamiento de Zaragoza debería de convocar un concurso público de ideas para revitalizar e invertir en esta zona con un proyecto ganador que sea integrador desde el punto de vista medioambiental y de los usos del espacio público. Existe una gran zona donde se podrían hacer numerosos proyectos atractivos y debería explotarse como algo para dar impulso y valor a este espacio.

 

El Pleno del Ayuntamiento a instancia de Ciudadanos Zaragoza se comprometió a realizar un proyecto de adecuación medioambiental de la zona. Por lo menos, el Ayuntamiento lo primero que debería de hacer es limpiar de escombros la zona y, si es responsabilidad del titular, pasarle posteriormente el cargo.

3 meses han pasado y no hay nada en el papel: ni proyecto ni ideas sobre qué hacer en este espacio. Desde luego que hay que tomarlo con tranquilidad ya que es un espacio muy codiciado en donde se pueden llevar a cabo numerosas actuaciones, pero urge a tener un plan a corto plazo para limpiar la zona de escombros por motivos medioambientales y de salubridad.

Me juego un café (con tarta) en Doña Hipólita a que estos escombros seguirán a principios del 2019.

CONTINUE READING

Denuncian la inseguridad del barrio Oliver.

Los vecinos del barrio Oliver denuncian el mal estado de las parcelas abandonadas. Esas parcelas son objetivo para el menudeo de drogas y muchas cosas más. Los vecinos denuncian por ejemplo una parcela situada en la calle Pilar Aranda en donde se llevaron la puerta “por la noche se oyen gritos y gente entrar y salir todo el rato”.

Zaragoza en Común en contra de la presencia policial.

No es la primera vez que se posiciona ZeC en este aspecto. El año pasado el alcalde llegó a decir que los vecinos debían acostumbrarse al barrio, más exactamente a “convivir”. Pero ¿qué ocurre cuando una parte de los vecinos conviven conforme a las ordenanzas y comportamientos cívicos y la otra parte lo hace incluso al margen de la ley?.

La postura del Gobierno Municipal siempre ha sido la evitar la presencia de la Policía Local porque a juicio de algunos concejales de ZeC es “represiva”. Por suerte, la Policía Nacional -no depende del Ayuntamiento- suele patrullar de vez en cuando algunas zonas del Oliver. Es habitual ver una furgoneta de Policía Nacional y otra de la UAPO (Policía Local) prestando servicio en el Barrio Oliver. Es conocidos por muchos funcionarios de policía la situación de los grupos donde se trafica con drogas.

La pésima gestión que está haciendo el Gobierno Municipal en el Barrio Oliver debería ser suficiente para la autocrítica. Este Gobierno no se ha gestionado bien ninguno de los grandes problemas de la ciudad.

Los vecinos del Oliver critican la falta de seguridad en la zona mientras el Gobierno de Zaragoza se dedica a crear bronca en el Pleno Municipal.

CONTINUE READING

Zaragoza debería aumentar su zona azul.

Mientras ciudades como Huesca deciden aumentar su zona azul, en Zaragoza seguimos sin hacer extensivo de este sistema de rotación de vehículos. No hace falta hablar de las virtudes de este sistema de rotación, pero podemos recordar que la zona azul permite un mejor uso del espacio público y mejora la fluidez del tráfico.

¿Dónde hace falta zona azul en Zaragoza?

Para empezar la zona azul de Zaragoza debería estar extendida a casi toda la ciudad (con algunas excepciones como Arcosur, Valdespartera, Parque Venecia, Miralbueno…). O mejor dicho, la zona azul debería estar presente en la mayoría de las calles de los barrios consolidados de Zaragoza.

Me vienen a la cabeza por ejemplo varias calles donde perfectamente encajaría la zona azul (y zona naranja de residentes) y que es muy demandada por los propios comerciantes. Calles como Reina Fabiola, Lorenzo Pardo, Angel Ganivet, Zaragoza La Vieja, Puente Virrey, calle del Trabajo, Previsión Social, Raquel Meller, calle Arias, San Antonio Abad, avenida Navarra, Blanca de Navarra, Pablo Sarasate, Vía Chiprana, Monasterio de Sirena, Batalla de Lepanto, Florentino Ballesteros, Pintor Zuloaga…etc. Todas tiene en común que son calles demandadas, con afluencia de vehículos y calles limitadas 30km/h.

La próxima corporación municipal que salga debe llevar a cabo unas determinadas políticas de movilidad enfocadas a crear una ciudad más amable. Esto pasa por:

a) Ampliar zonas de carga y descarga.

La fórmula de crear espacios de estacionamiento prohibido con excepción para carga y descarga es un éxito. Por una parte se reserva el espacio para las necesidades de carga y descarga pero pasado un determinado horario se prohibe cualquier tipo de estacionamiento. De esta manera los comerciantes ven abastecidas sus necesidades y el espacio queda libre de vehículos pasado un determinado horario.

Este tipo de cargas y descargas las tenemos en Coso (al lado de droguería Alfonso) y en la entrada del Mercado Central.

b) Reducir estacionamientos en superficie.

Zaragoza decida aproximadamente unas 140 hectáreas al estacionamiento en superficie de vehículos. Esto es una cantidad de espacio muy importante y que debería aprovecharse de muchas otras maneras. Zaragoza debería empezar a reducir los estacionamientos en vía pública de una forma progresiva cada año.

En la próxima legislatura Zaragoza debería reducir aproximadamente un 30% de los estacionamientos en superficie a un ritmo de un 10% cada año. Esta reducción del estacionamiento debe ir enfocada a crear espacios peatonales y compartidos más amplios, con más arbolado y un mayor espacio dedicado a compartir usos.

La Zaragoza del 2022 no puede ser la misma ciudad que en el 2015 y que en el 2011. No debería ser lo mismo… De ser así significaría que Zaragoza en una década no ha mejorado nada en aspectos de Movilidad Urbana.

c) Ampliar zona azul y naranja.

Como he dicho antes la zona ESRO/ESRE debería llegar a la mayoría de las calles de los barrios consolidados. Zonas urbanizadas como Arcosur, Miralbueno, Parque Venecia, Valdespartera y determinadas calles del Actur estarían excluidas de este plan de aumento de la zona rotativa de vehículos.

Finalmente hay quienes dirán ¿cómo se reduce el estacionamiento y se amplia el de carga y descarga? Muy sencillo. El poco estacionamiento que se vaya permitiendo debe ser para carga y descarga y zona ESRO/ESRE. Es decir, en otras palabras, el estacionamiento en la vía pública -sin que sea zona ESRO/ESRE- debe ir desapareciendo.

Vamos a poner un ejemplo. Vamos a seleccionar una de las muchas calles 30 de Zaragoza en donde la mayoría del espacio se dedica al vehículo, el asfalto se encuentra en malas condiciones, los pasos de peatones destrozados y hay suciedad en las proximidades. Vamos a escoger la calle Ángel Ganivet. La calle Ángel Ganivet tiene aproximadamente 90 metros de largo y 14 metros de ancho.

Hay aproximadamente espacio para 16 vehículos estacionados a cada lado de la calle (32 coches) que ocupan el ¾ del espacio.

Lo que se propone sería ampliar las aceras y reducir el estacionamiento de vehículos en general entre un 30% y un 50%. Ampliar la carga y descarga y el espacio resultante implantar zona ESRE para residentes.

En la imagen de abajo en color negro tenemos los estacionamientos que eliminamos (un total de unos 10-11). En color azul sería la zona de rotación de vehículos ESRO/ESRE. Color naranja para la realización de carga y descarga en un horario permanente y constante (por ejemplo de 8h a 20h) y en color verde el estacionamiento para motocicletas y bicicletas.

Hemos pasado de tener 20 coches en vez de 32. Hemos ampliado las aceras (incluso plantado algún árbol). Hemos creado zona de estacionamiento de motos para quitarlas de las aceras y hemos mejorado la carga y descarga. ¿Mejor no?

Todas estas medidas deben ir acompañadas de la mejora de la red del transporte público. No se puede realizar ninguna de las tres medidas de forma aislada sino conjunta.

CONTINUE READING

Apostar por zonas pacificadas.

Desde hace algo menos de una década (aproximadamente 2008) la Ciudad de Nueva York lleva implementando políticas de mejora de espacios peatonales, ciclistas y zonas de convivencia. Además de esto, Nueva York está situada entre las diez ciudades del mundo catalogadas como ‘smart cities’.

Si has viajado a Nueva York te habrás dado cuenta de que esta ciudad tiene poco estacionamiento en superficie, es decir, en general se dedica poco terreno al estacionamiento de vehículos en la vía pública y la mayoría de las grandes avenidas no tienen estacionamiento para vehículos. Sin embargo, hay mucho parking público y muchas alternativas al transporte privado.

Creando espacios peatonales.

El aumento del espacio destinado para el peatón en Times Square es un ejemplo de como la ciudad estadounidense apuesta por mejorar las zonas peatonales en su núcleo urbano. Pero hay otras muchas zonas donde la ciudad está invirtiendo mejoras, sobretodo en zonas próximas a colegios y comercios.

Aquí en Zaragoza hemos arrancado de una forma muy tenue y miedosa a la hora de implantar este tipo de mejoras. Sin embargo los desplazamientos peatonales suponen la mayoría de los desplazamientos de la ciudad y la mayoría de los mismos (un 55% de los desplazamientos peatonales) se realizan dentro del propio distrito.

La diferencia salta a la vista. La misma calle, el mismo espacio, pero con usos y prioridades diferentes. Esta es una forma de hacer urbanismo que nada tiene que ver con lo que se aplica aquí en Zaragoza. El denominado ‘Urbanismo de las cosas pequeñas’ que tanto hace gala Zaragoza en Común es un tipo de proyección urbanística que tiene parte de sus inicios en la década de los 60 y 70 en Estados Unidos. No es nada nuevo.

Aplicar este tipo de medidas es muy económico, saludable para el medio ambiente y mejora el comercio de proximidad al mismo tiempo que devuelve el uso del espacio público poniendo como epicentro del mismo al peatón.

CONTINUE READING

“Gracias por venir” dicen los vecinos.

Es quizás una de las frases más repetidas por muchos vecinos de la zona de Moncasi a los policías locales que se acercan cada fin de semana para intervenir en lo que parece ser un cuento sin final. Los vecinos lamentan la reapertura del conocido ‘after’ de la calle Vasconia que tantos quebraderos de cabeza les trae.

Drogas, peleas, suciedad, alboroto, ruido y hasta en algunos casos prostitución. Es lo que ha traído este after frecuentado principalmente por latinos que inicia su actividad a las 6 de la mañana hasta bien entrada la mañana. Las más de 200 denuncias que inicia la Policía Local y la presencia constante de la UAPO no sirven de mucho.

Los vecinos ‘hartos’.

Los vecinos están hartos de la tranquilidad con la que el Ayuntamiento se toma sus preocupaciones. Si bien es cierto que se iniciaron varios expedientes sancionadores que culminaron con el cierre durante seis meses de este after, la realidad es que el propietario se salta por el arco del triunfo las más de 200 denuncias. Una actividad comercial con más de doscientas denuncias tendría que tener el cierre definitivo.

El Ayuntamiento tiene medios para lograr ese cierre pero a veces las administraciones pecan de buenísimo, sin embargo hay otras medidas que puede llevar a cabo pero se muestra reticente. ¿Por qué no inicia una campaña de control contra este tipo de locales? Sería tan sencillo como coordinar diferentes patrullas y controlar de forma activa estos locales desde el inicio de su actividad hasta el final, con una presencia policial constante e incluso realizando controles en el interior del establecimiento.

Pero eso no… parece que no quieren.

CONTINUE READING

Don Jaime se elevará para ser más accesible.

Un tramo de la calle Don Jaime (entre Pº Echegaray y calle Espoz y Mina) se elevará hasta la cota de acera para mejorar la accesibilidad y, de paso, la imagen comercial. Lo que no entiendo es por qué no se eleva toda la calle hasta su salida a Coso, uniendo la cota 0 con la plaza España.

Esta actuación no es una peatonalización -como informó en un primer momento el Ayuntamiento- sino que es una mejora de la accesibilidad. La idea es colocar un pavimento de hormigón con fibras de acero, similar al de otras calles que simule el adoquinado y al mismo tiempo soporte el tráfico rodado de la calle. El coste de la operación es de 175.000€ que se invertirán en la mejora y ampliación de aceras y mejorar la vía.

¿Por qué no se ha hecho antes?

La obra comienza este lunes 20 de agosto y tiene previsto una duración de dos meses. El tramo más conflictivo va a ser la intersección entre calle Don Jaime y calle Mayor. La pregunta es por qué no se ha hecho antes pues resulta sospechoso que Zaragoza en Común realice la mayoría de las obras y operaciones asfalto a finales de verano y septiembre en vez de hacerlo durante los meses de junio, julio y agosto, creando más molestas de las necesarias a vecinos, comerciantes y tráfico rodado.

Si la obra hubiera empezado a primeros de junio tendríamos ahora una obra terminada sin necesidad de alterar recorridos del transporte público. No olvidemos que este tramo se encuentra restringido al tráfico privado, por lo que los mayores perjudicados de querer iniciar la obra en agosto/septiembre van a ser los vecinos, comerciantes, taxistas y transportistas.

No cabe duda de que la obra es necesaria a pesar de que algunos sectores del PSOE la han criticado. Elevar la cota al mismo nivel y mejorar la señalización en todo el centro de de Zaragoza es una buena noticia. Se trata de pacificar los entornos de forma real y responsable, algo que hasta ahora parece que el Ayuntamiento no estaba muy por la labor.

CONTINUE READING
1 2 3 38