Multas por alcoholemia

El Reglamento General de Circulación (R.D. 1428/03) establece las tasas de alcohol en sangre y en aire permitidas para poder conducir. Concretamente en el artículo 20 vienen reguladas, prohibiendo las tasas de alcohol en aire superiores a 0,25 mlg/aire (o 0,5 gramos/sangre). En otras palabras: arrojar una tasa de 0,26 mlg/aire sería una multa por alcoholemia.

Tasa restrictiva: profesionales y novel

La normativa de tráfico establece que aquellos conductores profesionales, de reparto de mercancía, nóveles (menos de 2 años de carnet), en servicio de urgencia y transporte escolar y de personas tienen una tasa de alcohol mucho más restrictiva: hasta 0,15 mlg/aire.

0
mlg/aire

Esta tasa es más restrictiva cuando se trata de conductores profesionales, nóveles y dedicados al transporte de mercancías.

¿Qué multa por alcoholemia nos pueden poner?

El importe de la multa por alcoholemia va a depender principalmente de la tasa que arrojemos y del tipo de vehículo que llevemos. Como he dicho anteriormente, no es lo mismo ser conductor de una ambulancia o de una furgoneta con mercancía que de una moto o un turismo. Para que nos hagamos una idea esta es la tabla de las sanciones y multa por alcoholemía para conductor que no tienen tasa restrictiva:

Conducir con una tasa de alcohol de entre 0,26 mlg/aire y 0,50 mlg/aire implicaría una sanción de 500€ y una pérdida de 4 puntos.

0
MLG / AIRE
0
PUNTOS
0
EUROS

Si conducimos con una tasa superior a 0,50 mlg/aire y hasta 0,60 mlg/aire la cuantía y la pérdida de puntos aumentan. En este caso serían 6 puntos y una sanción de 1000€.

+ 0
MLG / AIRE
0
PUNTOS
0
EUROS

Tasa penal

La tasa penal es aquella que se introdujo tras una reforma del Código Penal que establece que toda tasa superior a 0,60 mlg/aire se entiende que hay una influencia en la conducción y, por lo tanto, es un delito contra la Seguridad Vial.

En este caso los Agentes de la Autoridad procederían a nuestra detención e inmovilización del vehículo. No quedaríamos detenidos como tal (en calabozos, salvo excepciones) al tratarse de un juicio rápido que se celebraría durante los próximos días.

En este caso sería el/la juez quienes nos impondrían una pena de multa y la imposibilidad de conducir durante determinado tiempo. Normalmente las multas superan los 1.000€ y la imposibilidad de conducir suele ser de entre 6 meses a 4 años, dependiendo si existe reincidencia u otros tipos de agravantes.

Cómo sacar el coche del depósito

La conducción con una tasa de alcohol positiva es motivo de retirada del vehículo al depósito municipal de acuerdo a la Ley de Tráfico. En este aspecto hay que diferenciar si hemos dado positivo en alcohol o si hemos cometido un delito contra la Seguridad Vial por tasa de alcohol. En el primer caso (positivo de alcohol con tasa hasta 0,60 mlg/aire) para poder sacar el vehículo del depósito municipal vamos a necesitar varias cosas:

  • Ser titulares del vehículo o una autorización
  • Desaparezcan las causas (no dar positivo en alcohol)

Si vamos al depósito a por el coche y volvemos a soplar y damos positivo, los Agentes de la Autoridad nos denegarán la entrega del vehículo por lo que tenemos que ir siempre con una persona habilitada o esperar un tiempo prudencial hasta que baje la alcoholemia. Si el vehículo no es nuestro tendremos que ir acompañados del titular o con una autorización del mismo. 

En el caso que el vehículo haya quedado en el depósito por haber dado una tasa penal (+0,60 mlg/aire) no podremos retirar el coche del depósito hasta que se celebre el juicio, ya que la normativa entiende que al tratarse de un delito contra la Seguridad Vial el vehículo se considera un «instrumento del delito». Una vez celebrado el juicio deberemos preguntar al juez o secretario judicial cómo sacar el coche del depósito que, generalmente, además de una autorización judicial deberemos abonar las tasa de la grúa.

 

Mobike ya gana a Bizi

El servicio municipal de Bizi Zaragoza ya empieza a notar las consecuencias de la denominada movilidad compartida. A día de hoy Bizi Zaragoza ya ha sido superada por la empresa Mobike y el futuro empieza a ser algo incierto para este servicio municipal de alquiler de bicicletas. Tendrá que ser esta corporación la que decida el futuro de Bizi Zaragoza en el año 2023 cuando se acabe la concesión a Clear Channel.

0
estaciones
0
bicicletas
0
nº abonados

Desde el año 2013 y especialmente a partir del 2014 con la prohibición recordatorio del TSJA de circular por las aceras, el servicio de bicicletas ha ido perdiendo abonados año tras año. De seguir así -y con la llegada de otros medios como los VMP- el servicio de Bizi Zaragoza podría tener los días contados muy pronto.

Como datos importantes ofrecidos por Bizi Zaragoza a tener en cuenta es que casi un 48% de los usuarios utilizaron Bizi Zaragoza para hacer gestiones personales, de trabajo o de estudios y un 21% para desplazarse al trabajo.

Mobike en Zaragoza

shutterstock_1111235156.0

Por el propio sistema de funcionamiento Mobike no cuenta con estaciones, por lo que en este aspecto gana flexibilidad en cuanto a Bizi Zaragoza ya que el usuario puede estacionar la bicicleta en un lugar más cómodo sin necesidad de tener que acudir a alguna estación. Mobike dice haber llegado a las 2.000 unidades de bicicletas tras haber empezado con 300 y mantiene que tiene 30.000 usuarios registrados -aunque no determinar cuántos usan activamente la app-. Mobike sostiene que se están realizado una media de 3.000 viajes diarios con sus bicicletas siendo el Actur, Rabal, Centro y Casco Histórico los distritos donde más se usa Mobike.

Conocer estos datos sería una información muy útil para el Ayuntamiento de Zaragoza de la que a día de hoy no dispone.

0
bicicletas
0
usuarios

Cómo pagar el impuesto de circulación en Zaragoza.

Con la apertura del calendario fiscal y la llegada de los primeros recibos surgen algunas dudas sobre el pago del impuesto de circulación en Zaragoza. Para empezar hay que decir que este impuesto, se encuentre pagado o no, no es obligatorio llevarlo en el vehículo. Cabe recordar que la documentación obligatoria que tenemos que llevar en nuestro vehículo es:

  • Carnet de conducir
  • Permiso de circulación
  • Ficha Técnica

¿Cuánto tengo que pagar de impuesto de circulación?

conducir_489_11

El importe del impuesto de circulación depende de la relación de la potencia y los caballos del vehículo. A raíz de este cálculo el Ayuntamiento de Zaragoza establece unos tramos de pago de manera que un vehículo de entre 8 y 11,99 caballos fiscales (lo más habitual) paga 62,30€. A mayor potencia del vehículo mayor será el importe del impuesto de circulación.

Otra de las particularidades es que este impuesto toma como referencia hasta el 15 de enero. Es decir, si nosotros tenemos un vehículo y lo vendemos antes del 15 de enero; será el nuevo propietario el responsable de pagar el impuesto de circulación. En el caso contrario, si adquirimos un vehículo pasado el 15 de enero, estaremos exentos del pago de este impuesto durante este primer año

Los vehículos híbridos y eléctricos tiene bonificaciones durante un determinado tiempo por lo que conviene informarse sobre las mismas. A continuación dos tabulas con el precio del impuesto de los vehículos más habituales:

  

Cómo pagar el impuesto de circulación en Zaragoza

Lo aconsejables domiciliar este recibo en nuestro banco, para ello, una vez que recibamos la correspondiente carta del Ayuntamiento de Zaragoza donde nos informan del importe del impuesto de circulación debemos acudir a nuestro banco y solicitar en caja la domiciliación de dicho recibo. De esta forma el Ayuntamiento nos pasará el cargo de manera automática cada año. En caso de que no deseemos domiciliarlo simplemente pagaremos el impuesto en ventanilla o a través del cajero cada año, eso sí, tendremos que estar atentos de abonarlo cada año. 

Finalmente, en caso de que ya no tengamos el vehículo por robo del mismo o porque lo hemos vendido tendremos que informar al Ayuntamiento de Zaragoza de que no tenemos dicho vehículo -deberemos poner denuncia en el caso de robo o sustración- para que no nos pasen el impuesto de circulación. Este trámite lo puede hacer nuestra propia compañía de seguros.

Información.

  • Vía Hispanidad 20 - 976 724565

Cuánto espacio le dedica Zaragoza al vehículo privado.

El espacio que ocupa el vehículo privado es cada vez más demandado por otro tipo de usuarios. Una vertiente impulsada por colectivos, peatones y empresas de transporte solicitan cada vez más espacio y protagonismo a la hora de diseñar los espacios públicos.

En Zaragoza -siguiendo la tendencia europea- le dedicamos aproximadamente entre el 70-75% del espacio público al vehículo privado. Esto significa que una calle cualquiera con unos 16 metros de anchura le dedicaremos al vehículo unos 12 metros entre carriles de circulación y estacionamientos.

Podemos ver por ejemplo la calle Escosura de Zaragoza, una vía amplia (+16m anchura), bien iluminada y con mucho espacio. Casi la totalidad del espacio de esta calle es dedicado al vehículo privado.

 

 

Sin embargo en Zaragoza existen otros modos de transporte que reclaman ya no sólo un mayor protagonismo sino un reparto más justo en función de su uso y sostenibilidad. Según el PMUS de Zaragoza el vehículo privado ocupa el 68% del espacio de la ciudad y sin embargo es utilizado un por 27% aproximadamente. La gráfica de abajo representa el porcentaje de ocupación de los diferentes medios de transporte frente a su porcentaje de utilización o uso.

Para buscar una mejor armonización de los diferentes usos de la vía pública los próximos 5 años en Zaragoza van a ser fundamentales. Durante este periodo de tiempo veremos propuestas como una ampliación de la red de carriles bus, la regularización de los VMP (vehículos de movilidad personal) y una apuesta por la segregación de los carriles bici frente a restricciones de tráfico en diferentes áreas de la ciudad.

Cómo distribuimos el espacio en Zaragoza.

Cómo distribuimos el espacio en Zaragoza.

La distribución del espacio público es cada vez más una prioridad que va aumentando su envergadura en las diferentes administraciones públicas. Tras una época dorada del espacio del vehículo en las ciudades modernas son muchas las tendencias que invitan a replantearse el modelo obsoleto de la actual distribución del espacio físico en la vía pública.

Cómo se reparte el espacio en Zaragoza

En Zaragoza el espacio público se encuentra distribuido de forma muy similar al resto de ciudades españolas. Según los datos del PMUS de 2016 en Zaragoza la mayor parte del espacio (un 68%) va dedicado al vehículo privado, esto incluye turismos, motocicletas, furgonetas y camiones básicamente. El segundo mayor espacio -por razones obvias y de urbanismo- es para el peatón con un 31%. Un dato que no es muy significante ya que vivimos en edificios que requieren de aceras y zonas de tránsito peatonal «obligatorio».

Finalmente la bicicleta y el transporte público (carril bus y vía tranvía) ocupan un 1% aproximadamente del espacio dedicado.

Si comparamos estos datos con el porcentaje de uso de cada medio de transporte veremos que el vehículo privado proporcionalmente ocupa mucho más espacio de lo que se «utiliza» o del servicio que presta, en comparación con el resto de medios de transporte como autobús, tranvía, carriles bici o espacios peatonales.

Un reparto más justo.

Si decidimos dar un paso hacia lo que sería un reparto más justo podemos entender que los otros medios de transporte deberían de gozar de un poco más de espacio ¿no? (Hasta ahí podemos estar de acuerdo). Aumentar -porcentualmente- estos espacios implicaría llevar a cabo crear más carriles bus, implantar la segunda línea del tranvía y reducir viales en beneficio de unas aceras más amplias.

En este aspecto cabría elevar porcentualmente el espacio dedicado a los carriles bici y carriles bus. Junta a esta medida, la ampliación de aceras sería a costa de la reducción del espacio dedicado al vehículo privado. Insisto, cualquier medida o diseño urbanístico debería ir enfocado en crear un gráfico como el de abajo:

Si conseguimos avanzar hacia ese modelo durante los próximos años estaremos avanzando hacia una ciudad más amable, armonizada y sostenible.

" Cualquier mínima transformación debe ir enfocada en crear más carril bus, carriles bici y aceras más amplias. "

Cómo nos movemos en Zaragoza II.

Según los últimos datos aportados por el Ayuntamiento de Zaragoza a través del PMUS (Plan de Movilidad Urbana y Sostenible de Zaragoza) la mayoría de los trayectos / viajes que se realizan en Zaragoza se hacen a pie (andando). Es decir, se puede considerar que la movilidad peatonal supone en Zaragoza un 48% de toda la movilidad en general y sin embargo, el dinero invertido para la mejora de calles y diseño urbano es mínimo si lo comparemos por ejemplo con el dinero invertido en infraestructura ciclista o transporte público.

En los presupuestos de 2018 el Gobierno de Zaragoza (ZeC) presupuestó 750.000€ para el mantenimiento de vías públicas. Este dinero va enfocado principalmente al mantenimiento de la calzada, lo que se conoce como operación asfalto obviando en muchas ocasiones las aceras. Por otra parte se destinó unos 760.000€ para la remodelación de la calle Antonio Leyva y unos 600.000€ para la mejora y «ornamentación» de la calle Delicias y calle Santiago Lapuente.

Poco se ha hecho mucho por mejorar los espacios peatonales para disfrute y aprovechamiento de familias y usuarios de la vía.

En la mejora de las aceras y la creación de diseños urbanísticos o mejora de los espacios peatonales Zaragoza invirtió en el 2018 (tirando muy por lo alto) unos 2 millones de euros. Sin embargo la movilidad peatonal representa el 48% de la ciudad. La inversión para el mantenimiento de la vía pública y la calzada fue aproximadamente de 1 millón de euros para un colectivo que representa el 22% de los desplazamientos y las inversiones en infraestructura ciclista fue de unos 500.000€ para un colectivo que aproximadamente representa el 3% de la movilidad en Zaragoza.

El transporte público tiene una enorme inversión pero no podemos utilizarlo en términos comparativos debido a que se trata de un sistema diferente con una infraestructura ya creada.

A pesar de que representa el 48% de los desplazamientos, la «movilidad peatonal» apenas tiene una inversión de 2 millones de euros.

Si se invirtiera el mismo ratio que en la mejora de las calzadas y operaciones asfalto en mejorar las aceras y la movilidad peatonal, la inversión para los peatones debería ser algo más de 2,2 millones de euros. Si lo comparamos con las bicicletas el ratio de inversión tendría que ser de 8 millones de euros.

Por otra parte dentro del concepto de «transporte público» el autobús urbano supone el 61% de los usos frente al 26% que utiliza el tranvía. El coste o la inversión que realiza el Ayuntamiento de Zaragoza en el transporte público (autobús urbano + tranvía) es de 56 millones de euros. Hay que tener en cuenta además que el Ayuntamiento de Zaragoza paga varios millones de euros a la contrata de Tranvías de Zaragoza por la explotación del tranvía hasta el año 2044.

¿Se imaginan si invirtiéramos un cantidad semejante para la mejora de las calles, aceras y resto de viales públicos? Una verdadera apuesta por la movilidad peatonal y la creación de espacios de convivencia entre todos los usuarios de la vía. En este aspecto cabe invertir más y mejor en crear verdaderos espacios de movilidad urbana, pero para ello hace falta poner en valor el trabajo de las Juntas de Distrito, AMPAS, entidades y desarrollar un verdadero modelo de movilidad dentro de cada barrio de Zaragoza.

Cómo nos movemos en Zaragoza.

Hace algo más de un año y tras los datos aportados por el Ayuntamiento de Zaragoza desde este blog nos hicimos eco de algunas de las formas de moverse en Zaragoza. Entre los datos aportados por el Ayuntamiento de Zaragoza destacaba que la bicicleta apenas suponía un 2,8% de los desplazamientos diarios en Zaragoza y que el 27% eran desplazamientos en vehículo privado, a pesar de las restricciones impuestas durante esta última década.

El uso del vehículo privado no ha disminuido tanto como se esperaba o se deseaba. Los datos que arrojaba en Ayuntamiento de Zaragoza hablan de un total de 462.000 viajes (un 27%), aunque no obstante, la circulación de vehículos se había desplazado del centro a las rondas y circunvalaciones.

En la actualidad

Los desplazamientos peatonales suponen aproximadamente un 48% de los desplazamientos de la ciudad. Sin embargo, a día de hoy sigue sin existir una política de movilidad orientada a mejorar e impulsar este tipo de movilidad. Zaragoza no apuesta por la mejora de los itinerarios peatonales y el vehículo privado sigue siendo la segunda opción a la hora de desplazarse en la ciudad y su uso apenas se ha reducido 1% en los últimos años.

La presencia de la bicicleta ha subido ligeramente situándose en un 3% aproximadamente. A falta de nuevos datos (que imagino que se estarán midiendo) cabe pensar que en unos años la bicicleta subirá de nuevo junto con el patinete pero… ¿bajará el transporte privado?

Si desmenuzamos un poco los datos vemos que la horquilla del transporte público (aproximadamente un 22%) éste se divide en autobús y tranvía. El autobús representaría aproximadamente un 61% frente al 39% del tranvía (de un total del 22%).

Un modelo de futuro

Como hemos dicho anteriormente, no tardaremos mucho en ver una evolución de otros medios de transporte en la ciudad. El ligero aumento de la bicicleta (3-4%) junto con el patinete eléctrico (5-6%) entrarán a formar parte del juego de modos de transporte. Esto seguro que en apenas cinco años los datos de utilización de estos medios alcanzaran estos porcentajes. La aportación del taxi se mantendrá en torno al 3-5% (datos de Autotaxi de Zaragoza).

En apenas cinco años el uso del patinete eléctrico llegará a ser entre el 3 y el 5% de la movilidad de Zaragoza.

El uso del vehículo privado disminuirá ligeramente pero cabe la incógnita de a favor de qué medio de transporte irá a parar. Es decir, en la reducción del vehículo privado (ese número de conductores) qué otro medio de transporte se verá beneficiado ¿tranvía, autobús o bicicleta / patinete? La lógica indica que serán estos últimos (bicicleta / patinete) porque el usuario del vehículo privado no se termina de adaptar al transporte público, por lo que no tiene sentido que si no hay cambios sustanciales en el mismo (recorridos, frecuencias, tarifas…) vaya a tener que utilizarlo.

No podemos olvidar que el objetivo final es la disminución progresiva del uso del transporte público en cualquier ciudad. Sería deseable un escenario en donde el uso del vehículo privado apenas fuera entre un 8-10% frente al del transporte público (en torno al 40% frente al 22% del año 2017). El uso del patinete y la bicicleta en Zaragoza perfectamente podrían alcanzar cuotas del 10-15%.

Esto se consigue no solo llevando a cabo políticas de restricción del vehículo (políticas negativas) sino aplicando políticas positivas al transporte público como mejora de frecuencias, bonos de transporte, recorridos, priorizando su circulación…etc. Las políticas negativas y positivas deben compaginarse y armonizarse para seguir prestando servicios y alternativas a los ciudadanos.