en Aragón, Política, Tráfico

Aragón bloquea la llegada de Uber y Cabify.

El Gobierno de Aragón continúa en su compromiso de promover una regulación que penaliza a las empresas tecnológicas relacionadas con el sector de la movilidad de VTC, como son Uber y Cabify.

Así ha quedado plasmado en el Decreto Ley que regula el Transporte de Viajeros mediante arrendamiento de vehículo con conductor, que aprobó el Gobierno de Aragón la semana pasada con los votos de PSOE y CHA.

 

Sin antelación.

El usuario deberá contratar con un mínimo de 15 minutos de antelación.

Sin geolocalización

Los vehículos no podrán ser geolocalizados.

El objetivo de este Decreto Ley  según el consejero de Vertebración (CHA) es “mantener el equilibrio pacífico” entre los taxis y las VTC en Aragón. Sin embargo, también ha advertido que en casos de incumplimientos un decreto ley no puede establecer sanciones. Por ello promueve que sea el Gobierno de España quien establezca un régimen sancionador.

Pero la medida aplicada por PSOE y CHA es mucho más amplia y pone más inconveniente a estas futuras empresas que quieran implantarse en Aragón y Zaragoza, como por ejemplo el establecimiento de un mínimo de per-contratación y captación de viajeros o como la obligación de que transcurra un plazo mínimo de 15 minutos entre la celebración del contrato de arrendamiento y la salida del vehículo del lugar en el que se encuentre. Además les obliga a permanecer estacionados fuera de la vía pública (en garajes, la base establecida o en aparcamientos).

"En vez de armonizar el sector creando un marco más libre y justo y ofrecer más posibilidades a los usuarios, el Gobierno de Aragón restringe el uso de estos sistemas de movilidad. "
A. Segura
@A_Segura_

En un periodo en donde los avances y los cambios se producen a gran velocidad, la experiencia del usuario debe ser lo más satisfactoria posible. En este aspecto, en el de la movilidad, la Administración debería velar por un marco competencia justo y, al mismo tiempo, enfocado al usuario y consumidor. 

En otros países existen sistemas de movilidad similares a Uber. En gran parte de Asia existe Grab, que es similar a Uber. Recuerdo que gracias a esta aplicación pude desplazarme con total seguridad y confianza conociendo en todo momento el precio, la ruta y el tiempo empleado.

En pleno siglo XXI y el enorme potencial de nuestros teléfonos ¿no debemos saber estos datos con todos los avances que existen?

" Si el problema es que el taxi tiene una fuerte regularización la Administración debería 'liberarle' de tanto peso regulatorio y administrativo. "

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.