Medio Ambiente Movilidad y Transporte Tráfico

Apostando por un modelo sostenible.

Hace poco estuvimos hablando en este blog muy por encima sobre la necesidad de empezar a restablecer restricciones al tráfico en lo que se conoce como el Segundo Cinturón de la ciudad. Comentamos que una primera (y necesaria) restricción sería la de aplicar criterios de pacificación en las calles y bajando los límites de velocidad a 30 kilómetros por hora y diseñando viales más adecuados con el entorno y lo que se pretende.

Ampliar la red de carriles bus.

Otra de las propuestas podría ser la de implantar un carril bus en Pº Echegaray desde Plaza Europa hasta Glorieta del Sol. Esto supondría crear un carril bus de 1,7 kilómetros (una cifra nada despreciable) otorgando más protagonismo al autobús. Este modelo es fácilmente defendible en cuanto a volumen de personas que transporta frente al vehículo privado; por lo que debería tener por lo menos el 50% del espacio de la vía.

Existe un estudio de la Universidad de Illinois llevado a cabo en 45 estados de Estados Unidos durante los años 2001 a 2009 que determina que «aumentar en un 1% el uso del transporte público significa disminuir 0,5% los índices de obesidad de la población». Cuantas más personas usan el transporte público los índices de obesidad tienden a disminuir.

Se trata al fin y al cabo de crear una sana costumbre de utilizar un transporte más sostenible. Obviamente usar el transporte público nos obliga a caminar con una mayor frecuencia. Para una ciudad en donde la mayoría de la movilidad se produce a pie (el 47% de los zaragozanos) resulta necesario aplicar mejoras en el transporte público.

Implantar carril bus en todas las vías principales, al igual que carriles bici distribuyendo el espacio de forma más equitativa.

Evidentemente cuanto más se extienda la red de carriles bus debería mejorarse notablemente sus frecuencias y líneas. El Ayuntamiento debería invertir más en el autobús como el transporte público que más se usa en la ciudad.

Restricciones ambientales.

En cuanto a la aplicación de restricciones ambientales en una ciudad como Zaragoza es algo bastante discutible. A través de esta página web podrás ver qué pegatina ambiental le corresponde a tu vehículo:

Como veníamos diciendo aplicar la política restrictiva por criterios medioambientales que plantea Zaragoza en Común sería muy discutible para una ciudad como Zaragoza dadas sus características y medidas de mejora para el transporte público. Si lo que buscamos es que cada vez haya menos emisiones de CO² existen muchas fórmulas para pacificar y restringir el tráfico. Por ejemplo, la implantación de una línea 2 del tranvía supondría eliminar tráfico de determinados viales.

Si lleváramos a cabo mañana la propuesta de Zaragoza en Común en cuanto a las restricciones de vehículos por motivos medioambientales un vehículo de apenas 5 años no podría acceder por ejemplo a Pº María Agustín, Puerta del Carmen, Gran Vía, Pº Constitución, …etc (perímetro rojo). Sin duda existen otros modelos de limitar y restringir el tráfico de una forma más «natural». Esto sería a través de una mejora real del transporte público y la implantación de una segunda línea de tranvía.

Lo que se trata es de convencer a los conductores de que usar el vehículo es rentable y de que hay otras opciones igual de mejores o más.

Creo que sería mucho mejor para la ciudad implantar una segunda línea de tranvía que realizar este tipo de restricciones. Una segunda línea del tranvía «pacificaría» el entorno y mejoraría el urbanismo allá por donde pase.

Otra de las opciones es la de implantar prioridades para la circulación del autobús, bicicletas y VMP (e incluso motocicletas). Permitir que el autobús urbano goce de la prioridad que debería de tener.

Mismo tráfico pero por diferentes viales.

No cabe duda que se ha mejorado bastante si ponemos la vista diez años atrás, pero desde luego hay mucho margen de maniobra y muchas propuestas por llevar a cabo. Zaragoza no ha sabido cómo convencer al conductor de que deje el coche y lo cambie por el transporte público, los datos muestran que la reducción del tráfico privado en general se redujo apenas un 1%. Ello se debe principalmente a que el Ayuntamiento (ZeC) no ofrece alternativas reales al vehículo privado y el epicentro de su modelo de Movilidad se apoya en la bicicleta.

Zaragoza no tiene un plan estratégico para mejorar el servicio del autobús.

Falta por desarrollar mucho más y hay que ser más ambiciosos. El autobús debería tener un plan estratégico para ponerlo en práctica y que incluya la extensión de la red de carriles bus y la mejora de las líneas y sus frecuencias. Esto a día de hoy no existe.

No Comments

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.