Cubero en contra de todos.

Si delincuente es quien comete un delito, Cubero vuelve a ponerse del lado de los delincuentes, algo que contradice lo expuesto en el Código Ético de Zaragoza en Común. Si el año pasado Cubero se puso del lado del asesino Rodrigo Lanza (un hecho bastante grave), ahora se pone de lado de la concejala de Ahora Madrid acusada de difamación e injurias contra la Policía Municipal de Madrid.

El juez imputa a Rommy Arce por los tuits contra la Policía Municipal a sabiendas de que no eran ciertos pues su posición en el Gobierno de Madrid le permitía estar informada.

A pesar de que los agentes intentaron salvar la vida del mantero fallecido en Lavapiés, Cubero apoya a quienes injurian y difaman porque en este caso es lo pogre, lo que debe hacer la izquierda más rancia y radical. Con este apoyo incondicional Cubero se pone de nuevo del lado de los delincuentes.

De esta forma demuestra su bajeza moral y su cultura antidemocrática dejando a la luz la doble vara de medir entre lo que él considera que es justo y lo que la Justicia determinar.

No nos merecemos a Cubero.

No nos merecemos a Cubero y no precisamente por sus logros en materia de Servicios Públicos y Personal en el Ayuntamiento de Zaragoza. Cubero va a pasar desapercibido entre sus logros y méritos en la historia de la Corporación de Zaragoza.

Cubero no ha conseguido calmar las demandas sindicales de casi cualquier área del Ayuntamiento de Zaragoza y mucho menos de las contratas municipales. En el ámbito municipal todos los sindicatos han sabido sacar los colores a edil morado por su falta de compromiso con el cumplimiento del Pacto Convenio 2016-19. En las contratas la cosa está peor; desde la contrata del autobús que va de mal en peor hasta la de la zona azul o la contrata de las grúas.

Cubero va a pasar desapercibido entre los logros y méritos municipales y la wikipedia zaragozana le recordará por dar titulares a la prensa que por hechos y méritos. ¿Quién conoce a Cubero? Yo desde luego no.