La Asociación de Senegaleses de Aragón ¿comete delito de difamación?

Tras la noticia aparecida en prensa de que el juez cita a una concejala de Ahora Madrid (Rommy Arce) por injurias y calumnias contra la Policía Municipal de Madrid a raíz de una denuncia interpuesta por APM y APMU (sindicatos policiales) debemos preguntarnos si la Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón junto con Derechos Civiles 15M cometen el delito de difamación.

ZEC vende humo.

La Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón envió al Ayuntamiento un dosier donde denunciaban y explicaban la situación de acoso recibida por parte de la Policía Local de Zaragoza contra los denominados manteros. PREGUNTADOS POR LA PRENSA POR ESTE INFORME el Ayuntamiento no lo entregó ni lo publicó, a pesar de que la CONCEJALA de Policía Local Elena Giner manifestó de forma enérgica TOMAR MEDIDAS.

Es decir el Ayuntamiento proporciona el altavoz a una asociación cercana de manera personal con una concejala y a sabiendas de que se trata de una acusación falsa no pone ningún remedio en desmentirla, mas bien al contrario, pone el eco necesario para hacer de una mentira una verdad.

¿Será que no hay base legal para apoyar el informe entregado? ¿Están vendiendo humo?

El artículo 205 del Código Penal define la calumnia como “Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.” y añade como DELITO DE INJURIAS “Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.”

La Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón tildó de RACISTA a la Policía Local de Zaragoza al mismo tiempo que le acusaba de ROBAR y SUSTRAER la mercancía, todo ello sin demostrar ni aportar documento alguno ni prueba al respecto mas que la acusación gratuita y publicitada a través de medios.

La publicidad de las acusaciones queda demostrada mediante la elaboración de un informe y su puesta a disposición al Ayuntamiento de Zaragoza así como la publicación en diferentes medios de comunicación. ¿Está cometiendo un delito de difamación y calumnias la Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón? Sí.

Otra cosa es que los sindicatos policiales no decidan poner denuncia alguna para no dar más publicidad ni consistencia a unos hechos que se caen por sí solos. Mientras tanto la Concejala de Policía Local Elena Giner ni dice nada ni se espera que lo diga…

Rachid Belarabi y Bouchra Sadki condenados.

Rachid Belarabi, de 39 años, y Bouchra Sadki, de 34, fueron juzgados el pasado mes de febrero  por haber causado la muerte de una de sus hijas, de apenas un mes de vida, y de provocar lesiones a su hermano de dos meses y medio.

El jurado entendió que el matrimonio no había querido causar tal daño a sus hijos, pero su forma imprudente de tratarlos, ignorando las más elementales normas de cuidado de un bebé, como zarandearlo o moverlo violentamente, provocó la muerte de una y múltiples fracturas a otro.

A raíz de estos hechos, el Grupo de Homicidios decidió investigar la muerte de otra hija del matrimonio, ocurrida el 14 de abril de 2014. En ese momento el fallecimiento se consideró accidental, ya que Rachid Belarabi dijo que se le había caído de las manos.

Ahora, la pareja ha presentado una acta en la que comunica que no presta consentimiento a la adopción de sus hijos. A través de su abogada, Marimar Martínez, ha manifestado su deseo de que los niños vivan con la familia extensa materna y así evitar que salgan de su entorno. Recuerda que es una “buena familia”, que los abuelos son jóvenes y solventes para hacerse cargo de los niños y que ya han mantenido contacto con ellos ocasionalmente, ya que viven en Marruecos. Allí son terratenientes, poseen 22 hectáreas de cultivo al lado del aeropuerto de Angad, en Oujda, y se dedican a la explotación agrícola.

Los niños se encuentran tutelados por el Gobierno de Aragón tras los informes de los pediatras y Policía Nacional. Ahora la pareja solicita en un comunicado RECUPERAR A SUS HIJOS y que se vayan a vivir a Marruecos.

Rachid y Brouchra fueron detenidos por las graves lesiones ocasionadas a sus hijos (hasta 15 fracturas) y ahora solicitan la devolución de sus hijos. Desde luego es un derecho que les asiste y como tal pueden ejercerlo pero la Administración debe ser garantista en cuanto a los derechos del menor.